Cómo gestionar el control de accesos en comunidades de propietarios

La seguridad supone un importante reto para las comunidades de vecinos, al igual que lo es mantener un nivel de seguridad aceptable y suficientemente restrictivo pero que al mismo tiempo pueda ser sencillo y aplicable en el día a día sin generar rechazo, un punto de equilibrio complejo muchas veces.

control de acceso en comunidades de propietarios

Las barreras y medidas de seguridad física como puertas de seguridad, personal de vigilancia o el empleo de CCTV son opciones interesantes, pero que pueden verse superadas, dada en muchas ocasiones por la falta de control sobre los accesos y las llaves, tanto físicas como magnéticas, o en mandos de garaje, debilitando el concepto de control de accesos.

Los últimos sistemas del mercado permiten un seguridad mucho más “rápida”, ya que existe la posibilidad de llevar un control en tiempo real sobre quien entra en sus instalaciones o la necesidad de poner barreras para limitar las visitas no deseadas, de modo rápido e inteligente es uno de los principales argumentos a favor, pudiendo revocar o conceder accesos en tiempo real si fuera necesario. Este cambio lo ha posibilitado la tecnología.

Tradicionalmente la pérdida de una llave o el alquiler de pisos dentro de una comunidad favorecían la falta de control de las copias de las llaves y, por lo tanto, de un potencial aumento de posibles accesos no deseados.

Existe gran flexibilidad gracias al empleo de diferentes tecnologías, tales como tarjetas, llaveros, mandos, pulseras, teléfono móvil, un teclado, lector biométrico… todas capaces de adaptarse en mayor o menor medida a un nivel aceptable de seguridad sin dañar la comodidad de los propietarios.

Control de accesos a través del móvil

Si existen muchas soluciones en el mercado, adaptadas o escalables, autónomas o en red, también existe otra gama de producto centrada en el que a día de hoy es el dispositivo más importante para la mayoría de usuarios, del que parece muy difícil separarse: el Smartphone.

En este sentido, Lasser ha desarrollado un sistema propio llamado Controla, una APP que consiste en una llave digital escalable a todo tipo de puertas alimentadas eléctricamente y que puede ser utilizada por diferentes perfiles de clientes: de un solo usuario a su utilización por miles, que quedan autenticados con su propio identificador y contraseña. Es, por lo tanto, un elemento perfecto para comunidades o empresas, pero escalable a un hogar unifamiliar o en el caso de utilizar varias viviendas con un solo dispositivo.

Un problema común a muchos sistemas que depende de llaves físicas, es que las técnicas de copia evolucionan casi a la misma velocidad que la tecnología de seguridad, haciendo que ya están superados tanto aquellos de código fijo como evolutivos.

Acceso a instalaciones comunitarias: Garajes, trasteros, instalaciones deportivas o piscina

Una de las demandas más habituales en las comunidades a la hora de implementar un sistema de control de accesos es la supervisión de entrada a zonas que, aunque sean comunes, sí que requieren un especial control por ser un espacio de disfrute limitado o para dar acceso a zonas donde podremos encontrar bienes de valor comunitarios o privativos.

El acceso a la piscina o las pistas deportivas puede limitarse con la instalación de un control de accesos, que proporciona mayor control y gestión de la instalación, de manera dinámica y rápida, tanto si se gestiona por el administrador de fincas o el presidente o mediante un servicio integral de altas y bajas por parte del equipo de Lasser.

Los trasteros o el acceso al garaje también puede ser provistos de un control de accesos que aumente la seguridad de la urbanización, proporcionando una barrera de entrada más en el acceso a zonas interiores o alertando de un uso no autorizado de alguno de los elementos de apertura, que pueden ser revocados a distancia por nuestros técnicos. En este sentido, y como solución habitual en grandes comunidades, un control de matrículas añade comodidad y un extra de control al tráfico de vehículos.

Además, Controla APP es aplicable a todo tipo de modelos de puerta de garaje o peatonal automática, incluyendo cualquier sistema de apertura de portero automático adaptado a Controla.

Por todo ello, el control de accesos en la comunidad de vecinos se ha convertido en un elemento de gran valor para proteger el tráfico de los usuarios por las instalaciones, multiplicando la seguridad de otros sistemas complementarios que pueden convivir como el CCTV, los sistemas de intrusión o los sistemas físicos.