Huertos solares y parques eólicos: cómo proteger un objetivo fácil

Por Antonio Cambronero Ibáñez. Director de Seguridad

Con las nuevas formas de generación de energía basadas en la luz del sol y el viento se comenzaron a construir en mitad de la nada, enormes infraestructuras con el fin de aprovechar los recursos naturales en la generación de energía, denominada energía verde por obtenerse limpiamente de la naturaleza. Estas construcciones llamadas huertos solares cuando su función es aprovechar la luz solar, o parques eólicos cuando es el viento su materia prima albergan maquinaria y tecnología de gran valor y dada la ubicación en descampado son objetivos fáciles para los amigos de lo ajeno.

parques eólicos

No se pueden poner puertas al campo, según los dichos populares, pero este tipo de instalaciones que se construyeron hace unos años en pleno boom de la energía verde por toda la geografía española no pueden dejarse a su suerte en medio de grandes terrenos alejados de las urbes, ya que suponen una gran inversión económica y suelen ser objetivo de bandas que buscan, entre otros metales, el cobre para su posterior venta.

Huertos solares.

Los huertos solares suelen delimitarse mediante un vallado lo que ya supone una primera barrera física para dificultar la intrusión, y además se optado en diversas ocasiones, dependiendo de la extensión de la instalación, por la contratación de vigilantes de seguridad para prevenir la intrusión en estas.

Si bien la solución con personal de seguridad en instalaciones de medio tamaño no viene a ser la mejor opción debido a que supone un alto coste económico aun contando con un solo vigilante, algo que además en una zona en despoblado se supone un peligro para la integridad de estos.

Por tanto, las soluciones mas adecuadas y eficaces para prevenir la intrusión y en su caso poder abortar cualquier intento de robo, son los sistemas de seguridad cuya oferta en el mercado es extensa y de comprobada eficacia.

Al ser un entorno al aire libre y amplias extensiones se debe optar por soluciones de detección perimetral que aporten fiabilidad y que no puedan ser descubiertos e inutilizados, quedando adecuadamente ocultos en la propia estructura de la instalación y utilizando varios haces de detección e incluso microondas para dificultar su sabotaje.

Además de las soluciones de seguridad perimetral también se debe apoyar el perímetro con un circuito cerrado de televisión como refuerzo y para comprobación de saltos de alarma por intento de intrusión desde centro de control remoto.

Para la zona interna de la planta y siempre teniendo en cuenta la exposición a las inclemencias del tiempo se debe completar el sistema con detectores volumétricos adecuados e igualmente apoyados por cámaras de seguridad.

Se debe buscar la cobertura total tanto perimetral como del interior para que cualquier intrusión sea detectada., de ahí una buena planificación de la instalación.

Por último, y a tener en cuenta en este tipo de instalaciones es realizar un estudio del entorno con el fin de localizar posibles riesgos que deban ser tenidos en cuenta en el plan de seguridad de la infraestructura, tales como la facilidad de acceso desde carreteras principales, ubicación con difícil cobertura para las telecomunicaciones, lejanía y mala cobertura de fuerzas y cuerpos de seguridad etc.

Parques eólicos

Este tipo de infraestructuras por sus características es mas complicado de delimitar en el terreno ya que un parque puede estar compuesto por una gran cantidad de molinos al largo de varios kilómetros donde el terreno que les rodea puede estar destinado a otros usos, por tanto, la seguridad se debe de establecer en cada molino los cuales se componen de enormes torres circulares que sujetan en la parte superior toda la maquinaria y las palas.

La seguridad por tanto debe de establecerse desde un perímetro adecuado alrededor de la torreta con detección perimetral que, de la alarma ante una aproximación al molino, y en el acceso e interior establecer sistemas de detección magnética y volumétrica, con apoyo igualmente de videovigilancia desde centros de control integrándose en los sistemas de detección y extinción de incendios.

Aunque se pueda disponer de seguridad privada en estos parques, la seguridad electrónica es imprescindible dada las grandes extensiones de terreno que ocupan y la dificulta de poder tener un buen control con una sola patrulla de seguridad.

Si bien hay que señalar que los parques eólicos suponen un mayor riesgo en lo que a incendios se refiere, la intrusión como objetivo lucrativo no es alarmante dado que la maquinaria se alberga en lo alto, con la dificultad de acceso que supone.

Pero no se puede bajar la guardia ya que pueden ser objetivo de otro tipo de actos como vandalismo o la practica de actividades peligrosas como realizar un salto, fotografiarse…

Gracias al desarrollo tecnológico hoy día es posible disponer de soluciones de seguridad de gran calidad para este tipo de infraestructuras en descampado y para soportar las inclemencias del tiempo.

Imágenes: Shutterstock / Suwin