¿Por qué se producen los robos?

Por José Miguel Ángel Olleros. Security Concept Developer.

¿Por qué se producen los robos? El delincuente es una persona que toma decisiones racionales: Desea un botín pero no quiere ser identificado, ni detenido. Tiene que trabajar cada día. Prefiere robos fáciles aunque de poco importe a robos con mayor expectativa de botín, pero también con mayor riesgo y exigencia técnica.

¿Por qué se producen los robos?

Por lo tanto actúa cuando se presenta la oportunidad, la cual, viene condicionada por la facilidad de acceso y huida, así como por la baja probabilidad de ser identificado.
En conclusión, son las facilidades que ofrecemos, lo que genera la atractividad para ser víctima de un robo y no como muchas personas creen, la expectativa de botín. Además de tomar decisiones racionales, el delincuente es un profesional. Es un especialista en su trabajo como cada uno de nosotros lo somos en el nuestro.

Conoce bien los sistemas de seguridad y sabe de sus vulnerabilidades. Además juega con el agravante de que la mayoría de las viviendas están desocupadas por el día, tienen bombillos, puertas y sistemas de alarma de baja seguridad, mal instalados, pésimamente mantenidos y con mucha probabilidad de estar obsoletos por su antigüedad.

Los sistemas de seguridad

El sistema de alarma pierde eficacia. En una vivienda, el delincuente sabe que el sistema seguramente no será profesional (será tipo) Kit Fast Security. También sabe que entre el tiempo de verificación de la intrusión y el tiempo de llegada de la policía (en caso de que todo funcione bien), será de 15 a 30 minutos en núcleos urbanos con rutas no congestionadas de tráfico (tiempo más que suficiente para entrar y salir antes de que llegue la policía).

Por supuesto conoce que los sistemas de alarma generan entre un 30%-60% de falsas alarmas por fallos técnicos propios o de los operadores de línea. En definitiva, el sistema de alarma solo avisa de una intrusión, en el mejor de los casos, pero no la impide y ya tampoco disuade al delincuente.

La resistencia física gana en eficacia

Se parte de una evidencia abrumadora que nos indica que la electrónica tiene fallas técnicas de operativa en el uso y la física no. También sabemos que la resistencia física de muros, rejas, puertas y cristales, disuade al delincuente porque le obliga a realizar un mayor esfuerzo físico, a estar más tiempo expuesto a ser visto; tiene que generar ruido y transportar herramientas contundentes.

La copia de la llave es el objetivo del delincuente

No sirve de mucho una puerta acorazada de estructura muy robusta, si puedo obtener una copia de su llave y abrirla como lo hacen sus legítimos propietarios. El delincuente, cuan profesional, sabe que si consigue el código de la alarma o la copia de la tarjeta electrónica o la copia de la llave, se evita un sinfín de problemas y dificultades. Hoy en día, los medios de identificación (llave de seguridad, llave electrónica, tarjeta, mando y código), se pueden obtener por estas seis vulnerabilidades (ordenadas de más habituales a menos, pero todas operativas y contrastadas):
1. Facilidad de copia técnica.
2. Error humano en la identificación del legítimo propietario.
3. Averiguación y compra en Internet.
4. Ineficacia o inexistencia de protocolos de custodia en el suministrador.
5. El empleado desleal cómplice.
6. El robo físico en el establecimiento del proveedor.

Lea el artículo íntegro en CUADERNOS DE SEGURIDAD.