Las instalaciones de videovigilancia crecen un 17% en el último año

Las videocámaras son un elemento cada vez más habitual en el panorama urbano de ciudades y pueblos. La sensación de seguridad que proporcionan las convierten en dispositivos con una creciente demanda en el mercado. Tan es así, que su instalación se ha disparado un 17% en el último año hasta alcanzar las 341.267, según los datos de ficheros de videovigilancia activos registrados en la Agencia Española de Protección de Datos a fecha 1 de noviembre. La inscripción de un fichero con esta finalidad representa la existencia de al menos una cámara.

instalaciones de videovigilancia

De la cifra global, 337.156 son ficheros de titularidad privada, por los 4.111 en manos públicas. En ambos casos se ha computado una tendencia al alza, del 17,13% y del 7,33%, respectivamente.

Por comunidades autónomas, en todas ellas se produjo un repunte. Andalucía sigue comandando el ránking en número absoluto de ficheros registrados, con 59.445, lo que supone un incremento del 20% con respecto a los 49.511 existentes en 2016. Le sigue de cerca la Comunidad de Madrid con 57.387, un 15,82% más que los 49.545 con que contaba en el mismo periodo del año anterior. El podio lo completa Cataluña, con 48.501 ficheros, un 18,35% por encima de las cifras de 2016.

Por provincias, al margen del mencionado dato de Madrid, la segunda posición la ocupa Barcelona, con 35.132, un 19% más que un año antes, mientras que la tercera es Valencia, con 15.143, lo que supone un incremento del 16,22%.

Si ponemos la vista en sectores de actividad, el comercio continúa siendo el sector con mayor presencia de videocámaras, experimentando un notorio repunte del 14,73% de los 65.062 ficheros dados de alta en la AEPD en noviembre de 2016 a los 74.650 computados un año después. Le sigue el Turismo y la Hostelería, con 39.536 (un 15,90% más) y las comunidades de propietarios, donde la subida ha sido especialmente significativa hasta rozar el 25%, de 16.172 ficheros a 18.825.