Aspectos clave para adaptar la seguridad física a las galerías de arte

Lourdes Castellsaguer. CEO Sismede.

En este artículo vamos a analizar la forma más apropiada para proteger los objetos de valor ubicados en galerías de arte.

Principales necesidades:
Cumplir la normativa de seguridad vigente en seguridad física e integración de sistemas de alarmas y protección anti intrusión, tanto para obras almacenadas como para obras expuestas, diseño atractivo o adaptado al máximo a la estética del conjunto, funcionalidad e inversión económica.

Efectos negativos del robo
El perjuicio por causa de robo o hurto puede provocar un enorme daño económico y especialmente en el caso de que en el almacén o zona de exposición se albergaran obras cedidas que no sean de su propiedad.

galerías de arte

Diferentes casos de adaptación de la seguridad física

Se pueden dar dos casos a la hora de adaptar las medidas de seguridad y hacer una adecuada valoración de riesgos. Que el local ya esté en funcionamiento, y se quiera poner al día sus instalaciones en materia de seguridad, o que se trate de un proyecto totalmente nuevo, que necesite iniciar esta actividad comercial.

En cualquiera de los dos casos, entra en juego la seguridad física que debe adaptarse a la distribución y características del local, para que cumpla con las máximas garantías. Hay que tener presente los requisitos de obligado cumplimiento que dicta la normativa vigente ya que, antes de su abertura, deberá pasar la inspección pertinente de la policía para poder abrir al público e iniciar su actividad empresarial.

Estudio del proyecto con los expertos y Cuerpos de Policía

Es importante que la seguridad física se estudie en colaboración con la empresa integradora de medidas de seguridad electrónicas y de emergencia y que, como resultado de esta colaboración, el proyecto sea el más adecuado a la morfología del local para minimizar los riesgos de intrusión y asegurar la protección de las obras de arte.

El experto en seguridad física debería asesorar desde el inicio del proyecto, para evitar posteriores cambios de elementos o distribuciones de paredes, ocasionando un gasto adicional no previsto.

Se recomienda consultar con los Cuerpos de Policía pertinentes para confirmar la interpretación conjunta de los niveles de seguridad que tiene que tener cada zona, ya que son los que están al día del tipo de hurtos o sensibilidad de las diferentes localidades.
Una vez se tienen claros los elementos mínimos necesarios para cumplir con los requisitos, se debería informar al cliente del nivel de seguridad necesaria para cumplir la normativa, y la mejor manera de aplicarla.

Ejemplos de elementos que conforman la seguridad física.

  • Cerramientos acristalados u opacos
    Los cerramientos acristalados estudiados en el proyecto han de cumplir el nivel de seguridad según la norma vigente anti efracción, UNE EN356 con niveles de seguridad P2A, P5A, P6B, P7B u otros más especiales anti mazo Crimaza, tanto para divisiones interiores como exteriores, que en ocasiones se pueden combinar con un cristal cámara y de baja emisión, y por lo tanto la carpintería que reciba este cristal deberá ser un poco más gruesa de una normal, que solo cumple con el código técnico arquitectónico exigido en cada fachada.
    En el caso de los cerramientos opacos, pueden realizarse con paredes de diferentes materiales, hormigón o utilizar paneles blindados de diferentes niveles de seguridad, que son más polivalentes, y permiten hacer cambios en un futuro.
  • Persianas o porticones
    Hoy en día existen expertos en persianas de seguridad, que es una buena solución cuando el local está cerrado al público, y hay que tener en cuenta en la construcción y composición de una fachada para que facilite un mejor funcionamiento de la galería y no cree problemas adicionales.
  • Puertas de seguridad
    Las puertas de seguridad son otro elemento esencial, y uno de los más atacados en un local ya que, en muchas ocasiones, la forma más cómoda de acceder al interior es por la puerta. Las puertas pueden requerirse en accesos a almacenes, en zonas de exposición, en accesos principales o en accesos secundarios del local, precisando diferentes niveles de seguridad.Las puertas, son uno de los elementos más complejos en seguridad física, en este tipo de actividad se necesitan del tipo anti intrusión, que está regido por la norma UNE EN 1627, con diferentes niveles de seguridad como Clase 3, Clase 4 y Clase 5. Es esencial asesorar al arquitecto o ingeniero, para explicarle cómo deberá colocarse la puerta para que quede bien sujeta al forjado o a unas paredes adecuadas. En caso de no disponer de estos elementos, habrá que prepara una estructura metálica adecuada para aguantar su peso.El cerramiento contiguo a la puerta debe tener unas características acordes con el nivel de seguridad de los cristales y resto de divisiones que lo conformen, para que el hurto no se produzca a través de las paredes. Uno de los componentes más importantes de las puertas es el bombín, que debe ser de alta seguridad y cumplir la normativa acorde con el nivel de seguridad de la puerta, y con copias de las llaves intransferibles. De nada sirve una buena puerta si el bombín es fácilmente vulnerable.Actualmente se puede incluso prescindir de ellas, ya que existen bombines y cerraduras con sistemas electrónicos de control de accesos, eliminando así un punto de ataque, y disuadiendo su ataque. También es necesario un muelle cierrapuertas que asegure que la puerte siempre quede cerrada después de cada abertura.Este tipo de puertas, dependiendo del nivel y funcionalidad, pueden tener una parte acristalada o mirilla, que debe de ser del nivel acorde con la puerta o que exija la normativa vigente.

Integración de la seguridad física con la evacuación de emergencia

Algunas puertas de seguridad deberán cumplir una doble función, la de seguridad anti intrusión, y la posibilidad de evacuación, teniendo que incorporar en algún caso, barras y cerraduras anti pánico, o algún tipo de desbloqueo automático que permita la salida del púbico o personal de la galería, en caso de emergencia.

Protocolo de seguridad

La puerta entra dentro del protocolo del sistema de seguridad, deben llevar magnéticos para que su abertura sea detectada por el sistema de alarma, y es aconsejable que lleve un sistema de control de acceso con cerradura eléctrica o motorizada para tener un control del personal que entra y sale del local o zonas de seguridad como almacenes, oficinas, etc. Lo que también es más disuasorio para el posible atacante, para ello es muy importante colaborar con el integrador de sistemas de seguridad y presentar conjuntamente el proyecto al cliente, con un análisis de riesgos adecuado a su negocio y que cumpla con la normativa.

Estética del conjunto

En las galerías de arte, existe también una preocupación especial por la estética, y debemos de intentar integrar los elementos de manera que se fundan con el entorno, siempre que no mermen la seguridad y protección de las obras de arte. A veces se protegen las obras de arte con cristales que deben ser anti intrusión o incluso anti mazo y al mismo tiempo, extra claros o antirreflejos, para que se pueda observar con la máxima autenticidad los artículos de la galería, esto implica un trabajo de diseño a medida. También ayudará la incorporación de sísmicos, detectores de presencia, cámaras en colaboración con los integradores de sistemas, para conseguir que el cliente quede satisfecho, demostrándole que la seguridad no siempre es incómoda y antiestética.

Inversión del proyecto de seguridad

En muchos casos, el cliente duda de la inversión económica en materia de seguridad que se segve obligado a aplicar para poner en marcha su actividad. Por eso, es muy importante que los expertos en la materia, hagamos un ejercicio pedagógico, para explicar la utilidad de cada elemento, sean puertas, carpintería, cristales, cajas fuertes, sistema de alarmas, cámaras etc., para que reconozca las ventajas y vea una coherencia entre la seguridad electrónica y la física y su cometido, al mismo tiempo hay que implicarle para que siga los protocolos del sistema y entienda su importancia, para que su inversión sea realmente eficaz.

Conclusión, es importante que todos los implicados en el proyecto, trabajemos en Equipo para que el resultado sea lo más eficaz posible y que genere confianza en el cliente, de manera que la seguridad adquiera más que nunca la seriedad y fiabilidad en su cometido: la protección del patrimonio de la galería.

Fotos: Sismede