Tres de cada cuatro empresas desconocen el importe de las multas por no cumplir el GDPR

A falta de medio año para que el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR) sea de obligado cumplimiento en España, tres de cada cuatro compañías (73%) desconoce la cuantía de las multas a las que se podría enfrentar en caso de incumplimiento y solo una cuarta parte (27%) sabe que podría perder entre el 2% y el 4% de su facturación anual global. no cumplir el GDPR

 

Según los datos del estudio que Opimium Research ha realizado para Trend Micro, y en el que se han encuestado a más de 1.000 directivos de TI en todo el mundo, el 20% de los preguntados en España señala que una multa “no les importaría o no les causaría demasiado inconveniente”, pero estas actitudes pueden cambiar una vez que estén al tanto de las verdaderas consecuencias de una infracción, que pueden llegar al cierre del negocio.

Cuando se les preguntó cuál sería el mayor impacto de incumplimiento, el 82% de las organizaciones en España cree que la reputación y el daño del valor de la marca son el mayor obstáculo en caso de incumplimiento y algo más de la mitad (52%) aseguró que tendría un mayor impacto entre los clientes existentes. . El 30% afirmó temer que las perspectivas de nuevo negocio se vieran afectadas, mientras que 17% considera que la multa tendría el mayor impacto.

no cumplir el GPDR

“La falta de conocimiento en lo que rodea al GDPR que han demostrado las organizaciones en este estudio es asombrosa. Las fechas de nacimiento, las direcciones de email, las bases de datos de marketing y las direcciones postales son información crítica de los clientes, y es preocupante que todavía existan tantas compañías españolas no lo sepan, a pesar de que se muestren tan confiadas“, explica David Sancho, responsable de investigación de Trend Micro en Iberia. “Si las empresas no protegen esta información, no están respetando una normativa inminente, ni a sus clientes, por tanto, indudablemente no están listos para cumplir con el GDPR”, apuntó.

Según la compañía, llama la atención también que las empresas en España tampoco están seguras de quién debería hacerse cargo de garantizar el cumplimiento de la regulación.

De los encuestados, el 22% cree que el consejero delegado debe ser responsable de liderar el cumplimiento del Reglamento y sólo el 12 % cuenta realmente con un alto ejecutivo involucrado en el proceso de GDPR.

Trend Micro expuso estos datos durante la presentación ante los medios de su balance del ejercicio 2017. En este acto, el director general para Iberia, José Battat, aseguró que su objetivo es incrementar la cifra de facturación un 30 % anual entre 2018 y 2020.

Battat sosstuvo que ese objetivo es “alcanzable”, apuntando que ese crecimiento se sustentará en cuatro áreas de actividad: tecnología en la nube, centros de datos, ataques dirigidos y adaptación de las compañías al nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). En 2017, la compañía, presente en España desde 2001, prevé incrementar su cifra de negocio entre un 10% y un 20%.

 

Imágenes: Shutterstock / Rawpixel