El control de accesos, clave para garantizar la seguridad en data centers

Los Centros de Proceso de Datos (CPD) o Data Centers son espacios donde se concentran los recursos necesarios para el procesamiento de la información de una organización y su salvaguarda es vital. Su protección combina medidas de seguridad física y lógica. Entre las primeras precauciones que se deben adoptar, según los expertos, destaca el control de los accesos para evitar entradas indeseadas a las instalaciones.

seguridad en data centers

Así lo considera Pablo Sánchez Ponce, technology manager de Nexica, quien señala alguna medidas estándar que se deben poner en práctica para conseguirlo. “La validación de la entrada a través de tarjetas personales, sistemas biométricos o la combinación de ambas en forma de doble factor ha de ser la primera barrera física a superar”, asegura.

En el mismo sentido se pronuncia David Fernández, responsable de BT Security en España, para quien “en primer lugar, y pese a que sea un elemento simple, se debe de llevar a cabo un riguroso control de acceso y definir los niveles de autorización de las distintas personas que trabajan de forma remota o presencial en formato 24×7″.

Para Raquel Figueruelo, marketing manager de Interxion España, las medidas para evitar visitas no deseadas se dividen en las que afectan a la seguridad exterior e interior. En el primer grupo menciona “garantizar el acceso restringido, incluido al área de parking; con vigilantes de seguridad 24×7; y sistemas de vigilancia por cámara de todo el perímetro”. En lo referente a seguridad interior, aboga por un “doble sistema de identificación (tarjeta de acceso y biométricos) para acceder a las salas técnicas” y la emisión deinformes periódicos de accesos”.

En opinión de Jorge Rey, commercial security manager de Colt Technology Services, “prevenir intrusiones físicas es tan importante como evitar que los ciberdelincuentes vulneren nuestros sistemas o ser capaces de mitigar un ataque de DDoS”. “La clave es la elección de los sistemas adecuados para mitigar los riesgos identificados y un mantenimiento adecuado”, concluye.

 

 

Imágenes: Shutterstock / Pixza Studio