El 41% de españoles no protege sus dispositivos móviles frente a ciberamenazas

El 41% de los españoles no tiene protegidos sus dispositivos móviles, según el Índice Kaspersky de Ciberseguridad para la primera mitad de 2017, lo que supone tres puntos porcentuales más que en el segundo semestre de 2016. Esto se produce en un contexto en que los españoles usan cada vez más sus dispositivos para actividades en Internet, en detrimento de los ordenadores personales.

Esta es tendencia muy peligrosa: al usar dispositivos móviles, los usuarios también se enfrentan a riesgos, y cuanto mayor es su utilización para actividades online, mayor es el peligro. Sin ir más lejos, desde principios de 2017 las bases de datos de Kaspersky Lab han contabilizado más de 20 millones de objetos maliciosos dirigidos contra dispositivos con sistema operativo Android.

El estudio muestra que los usuarios españoles usan cada vez menos sus ordenadores para sus actividades en Internet, ya que prefieren utilizar sus dispositivos móviles. Así, tabletas y teléfonos inteligentes han suplantado a los primeros a la hora de realizar cualquier tipo de transacción en la Red.

dispositivos móviles

Por ejemplo, el 67% de los españoles accede al correo electrónico desde sus dispositivos móviles, 8 puntos porcentuales más que en el segundo semestre de 2016 (59%). Mientras, el número de usuarios que utiliza sus dispositivos móviles para compras online ha crecido hasta alcanzar el 50%, desde un 41% en los 6 meses anteriores. Por el contrario, el uso que hacen los usuarios de sus ordenadores para estas compras ha bajado desde el 80% al 75%.

Durante el período de tiempo analizado, la primera mitad de 2017, una cuarta parte (27%) de los encuestados respondió que había sido víctima de la ciberdelincuencia en alguno de sus dispositivos. Aunque la media de usuarios afectados ha disminuido en los primeros 6 meses del año, esta reducción solo se ha producido entre aquellos encuestados que contaban con soluciones de seguridad instaladas en sus dispositivos.

En el primer semestre de 2017, el grupo de usuarios de más edad (55 años o más) fue el que se enfrentó a una situación de mayor riesgo. Mientras que en el segundo semestre de 2016 sólo el 12% de esos usuarios informó que se había enfrentado una amenaza online, en el primer semestre de 2017 el porcentaje de los que se habían encontrado ante algún tipo de malware escaló hasta 19%.

“Independientemente de la edad y la ocupación de las personas, su vida digital está cambiando cada vez más hacia un mayor uso de dispositivos móviles: las personas confían en ellos para guardar sus archivos, información confidencial, dinero y muchas otras cosas. Pero no podemos olvidar que los ciberdelincuentes también están cambiando sus tácticas y atacan cada vez más las plataformas móviles. Es imperativo que los teléfonos inteligentes y las tabletas estén tan protegidos como nuestros PCs. Además de proteger sus propios dispositivos, las personas deben cuidarse entre sí y ayudar a amigos y familiares a utilizar Internet de modo seguro, consiguiendo reducir así los peligros a los que tienen que enfrentarse”, dice Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia.