Detnov lanza una gama de detectores de gas para uso residencial y comercial

Detnov ha lanzado al mercado una nueva gama de detectores de gas autónomos para uso residencial y comercial. La serie DGD-600 ha sido desarrollada para detectar, de forma efectiva, cualquier fuga de gases de uso cotidiano (metano, butano y propano) en función del modelo.

detectores de gas

Su moderno diseño convierte esta gama en una solución ideal para aquellas instalaciones donde el equilibrio entre funcionalidad y estética sea necesario.

La gama de detectores DGD-600 está formada por 4 modelos diferentes de detectores: Detectores de gas natural (DGD-600 y DGD-600-AC) y los de detección de gases licuados del petróleo (LP) como son el propano y el butano (DGD-620 y 620-AC). La gama incluye detectores alimentados a 24v como los DGD-600 y DGD-620 y los detectores alimentados a 220v como los DGD-600-AC y DGD-620-AC.

El proceso de detección de esta gama se basa en la precisa tecnología de los sensores Fígaro semiconductor y en avanzados algoritmos de detección y discriminación que dotan a la serie DGD-600 de una alta fiabilidad. Los niveles de alarma son de 5000 ppm en el caso de gas natural y de 2000ppm en los LP.

Disponen de un relé de avería y otro de alarma, así como 3 leds para poder visualizar rápidamente su estado (servicio, avería y alarma) y un botón para poder realizar un test y verificar su correcto funcionamiento.

La altura de instalación debe ser de 30 cm del suelo, para el detector de gases LP, y a 30 cm del techo, para el gas natural. Se puede instalar directamente en la pared o en carril DIN. El detector puede funcionar de forma autónoma o conectada al lazo de detección analógica Detnov, ocupando una dirección en el lazo.

En la actualidad, tanto el gas Natural como los gases LP suponen una de nuestras principales fuentes de energía y cualquier fuga de gas en el aire puede tener consecuencias devastadoras. Por lo tanto, los detectores de la gama DGD-600 están indicados para numerosas aplicaciones en varios sectores tales como el doméstico, espacios de trabajo, instalaciones industriales, gasolineras, salas de refrigeración o sistemas de calefacción de los edificios.