Normas sobre neutralidad de la red

Por María José de la Calle. Cofundadora, directora de Comunicación&Analista Senior ITTI

El pasado 12 de julio tuvo lugar una jornada de protesta on-line en EEUU bautizada como «Día de Acción para la neutralidad de la Red», promovida por una coalición de organizaciones a favor de dicha neutralidad, a la que se sumaron un conjunto de más 100.000 empresas y webs. Entre ellas estaban grandes tecnológicas como Google, Twitter o Facebook; u organizaciones, como «change.org», «American Library Association», Mozilla, Greenpeace o MoveOn.org.

neutralidad de la red

 

La causa de dicha movilización fue la anunciada intención de la “Comisión Federal de Comunicaciones (FCC – Federal Communications Commission)” de EEUU de revisar -o más bien desmantelar- las medidas establecidas en 2015 en el mandato de Barack Obama, para proteger a los usuarios de la Red y regular la actividad de las empresas que proporcionan el acceso, es decir, los proveedores de servicios de Internet o ISP’s (Internet Service Provider).

Con la movilización se pretendía dar a conocer lo que supondría dar marcha atrás a la regulación actual y animar a mandar a la FCC o al Congreso -de los EEUU- comunicaciones en contra, teniendo en cuenta que el anuncio de la Comisión abría un plazo de noventa días para que ciudadanos u organizaciones pudieran presentar sus opiniones.

¿Pero qué significa la neutralidad de la red?

Según la convocatoria de la movilización, la neutralidad de la red «es el principio básico que protege nuestra libertad de expresarnos en Internet. El ‘Título II’ de la Ley de Comunicaciones -en EEUU- es la que proporciona los fundamentos para la neutralidad de la red e impide que proveedores de servicios de Internet como Comcast, Verizon, y AT&T ralenticen o bloqueen websites, o carguen tarifas extras a aplicaciones o sites para poder llegar al público (tarifas que pasan a los consumidores)”4.

En la Unión Europea (UE) este tema también se ha tratado. En noviembre de 2015 se publicó la «Regulation (EU) 2015/2120»5 que entró en vigor el 30 de abril de 2016.
Esta nueva regulación de la neutralidad de la red (o Internet Abierto) forma parte de la estrategia europea para el mercado único digital. Su objetivo es establecer el derecho personal para los usuarios finales de acceso a los servicios y contenidos de Internet de su elección.

Las normas que contiene el principio de neutralidad de la red en la UE son las de no bloquear, ralentizar o discriminar contenido, aplicaciones y servicios online.
Todas las personas deben poder acceder al Internet Abierto y los proveedores de servicios deben poder proporcionar dichos servicios a través de un Internet abierto de alta calidad.

Bajo estas normas, los ISP’s no tendrán permitido bloquear, ralentizar ni discriminar el tráfico de Internet. Todo el tráfico ha de ser tratado de igual manera. Simultáneamente, el tratamiento del tráfico será el mismo, según los requerimientos técnicos, y debe ser independiente del origen o destino del tráfico y de cualesquiera consideraciones comerciales.

Las normas compartidas de la neutralidad de la red significan que los ISP’s no pueden seleccionar «ganadores» o «perdedores» en Internet, o decidir qué contenido y servicios ofrecen.

Lea el artículo íntegro en el número de octubre de CUADERNOS DE SEGURIDAD

Imágenes: Shutterstock / Ekaphon maneechot