Los puertos inteligentes y la seguridad del futuro

Por Jesús de la Mora, director de Consultoría. Diego Villegas, Jefe de Proyectos. Securitas Seguridad España.

Los puertos marítimos constituyen en la actualidad uno de los activos más importantes y estratégicos de nuestro país, y como consecuencia de la disrupción de las nuevas tecnologías en los diferentes sectores, se da un paso más allá de lo tradicional con la utilización del término Smart Port, que considera a las personas –ciudadanos, profesionales y clientes– como el epicentro de este nuevo modelo de gestión de recursos. En España el término de Smart Port tiene mucha importancia debido a que posee gran parte de su territorio rodeado de mar, además de tener una ubicación clave para la comunicación con otros países, y también debido a la afluencia del turismo, pesca, transporte de mercancías, logística, etc., es decir, buena parte de nuestra actividad económica se genera en nuestros puertos.

Jesus de la Mora y Diego Villegas

La visión de la palabra Smart Port es dotar a este tipo de instalaciones de sistemas predictivos e inteligentes para gestionar los servicios portuarios de una manera más eficaz dentro de la actividad portuaria (tránsito de mercancías, accesos, seguridad, mantenimiento, medio ambiente, etc.), encontrándonos en la actualidad inmersos en un momento de cambio tecnológico y de digitalización de los procesos portuarios que va a permitir sin duda una mejor gestión de los servicios y un ahorro de costes.
En el Gráfico 1 se detalla las diferentes connotaciones que ofrece las partes integrantes de un Smart Port.

Como se puede observar, el nuevo cambió tecnológico que se está llevando a cabo en este tipo de instalaciones tiende hacia una modernización de las infraestructuras TIC´S, perfil tecnológico de los empleados, distinta operativa de trabajo, etc. Además una parte vital de este nuevo concepto es crear un nuevo medio de comunicación donde se integran y comparten información previamente analizada y modelada a todos los usuarios del entorno portuario, tanto público como privado.

Todo este cambio tecnológico requiere de plataformas que permitan la integración progresiva de la automatización de todos los procesos relevantes con un concepto de escalabilidad, para conseguir plataformas cada vez más inteligentes donde interactúen todos los actores implicados con fácil accesibilidad a través de la web y aplicaciones móviles. Es sencillo hablar de puertos inteligentes, si bien hay que reconocer que son escenarios muy complejos, aunque esta complejidad es un buen argumento para constatar la necesidad de apostar a corto o medio plazo por procesos de modernización en todos los ámbitos que intervienen en la actividad portuaria, dado que, sin duda, ayudan a dinamizar los puertos, permitiendo a su vez ser más competitivos y ofrecer mayor confianza.

Comentábamos al principio de nuestro artículo que buena parte de nuestra actividad económica se desarrolla en nuestros puertos, si bien también hay que decir que buena parte de nuestras vulnerabilidades como país a nivel de actividades ilícitas también se llevan a cabo a través de nuestros puertos. Este cambio tecnológico requiere de la participación de empresas especializadas, autoridad portuaria, consignatarias, remolcadores, concesionarios, aduanas, agencia tributaria, FF. y CC. de Seguridad, Seguridad Privada, entre otros, dado que todos los actores implicados deben trabajar en trasladar propuestas de mejoras, ofrecer y aportar soluciones tecnológicas y de gestión y coordinación.

Sin duda este tipo de alianzas y trabajo conjunto ayudará en el camino de transversalidad para todos los actores implicados, que de forma directa o indirecta van a ser receptores de una mejora en la gestión portuaria, a nivel de protección y, por supuesto, de la coordinación y gestión de las emergencias.

[El artículo íntegro puede leerse en el número 321 de abril de CUADERNOS DE SEGURIDAD]