«La seguridad en una universidad debe abordarse de una manera integral»

Francisco Javier Rodríguez de las Heras, director de Infraestructuras de la Universidad Nebrija, defiende en esta entrevista con CUADERNOS DE SEGURIDAD que la clave para lograr una seguridad satisfactoria en instalaciones como las suyas pasa por abordar este objetivo de forma «integral», dando solución a los riesgos que se detecten «desde las distintas áreas involucradas».

Francisco Javier Rodríguez de las Heras

[La entrevista íntegra puede leerse en el número 319 de febrero de CUADERNOS DE SEGURIDAD]

—¿Podría explicarnos el origen de la institución universitaria, así como el número de alumnos, empleados, carreras, etc., que se imparten actualmente?

—La Universidad Nebrija tiene su origen en el Centro de Estudios Hispánicos, que abre sus puertas en julio de 1985 con la vocación de difundir el español y nuestra cultura entre los estudiantes extranjeros, y mejorar la formación y metodología de los profesionales de la enseñanza del español. Este proyecto, impulsado por Belén Moreno de los Ríos y Manuel Villa-Cellino, sufre un rápido y constante desarrollo. Ese mismo año se crea el Centro de Estudios Antonio de Nebrija, y en 1988 la Fundación Antonio de Nebrija, y se ponen en marcha distintos programas de máster y actividades docentes y de investigación en áreas de Ciencias Sociales, Informática, Lenguas Modernas, Economía, Derecho y Ciencias Empresariales. En 1992 se presentó la memoria para el Reconocimiento de la Universidad por el Ministerio de Educación y en mayo de 1995 queda finalmente reconocida la Universidad Nebrija, tal y como hoy la conocemos. En 2016, se ha celebrado por tanto su 20º aniversario.
Actualmente la Universidad tiene implantadas las siguientes Facultades y Escuelas:
-Facultad de Ciencias Sociales, con titulaciones de ADE, Derecho, Turismo y Relaciones Internacionales.
-Facultad de Ciencias de la Comunicación, con titulaciones de Periodismo, Publicidad y Marketing.
-Facultad de Artes y Letras, con titulaciones de Educación Infantil, Artes, Escénicas, Bellas Artes y Diseño de Interiores.
-Escuela Politécnica Superior de Ingeniería, con titulaciones de Ingeniera Industrial, Mecánica, Arquitectura e Ingeniería del Automóvil.
-Ciencias de la Salud, con titulaciones de Enfermería y Fisioterapia.
A eso hay que añadir un gran número de máster de postgrado, y los cursos de español del CEHI.
La actividad se desarrolla en tres Campus distintos:
-La Berzosa, en Hoyo de Manzanares.
-Dehesa de la Villa, en la calle Pirineos 55, de Madrid,
y Princesa, en la calle Santa Cruz de Marcenado 27, de Madrid.
Además está el centro asociado de San Rafael en la calle Serrano, donde se imparten los estudios de Ciencias de la Salud.
El curso pasado se han superado los 4.000 alumnos matriculados, con una plantilla de más de 300 personas y más de 200 profesores asociados.

—¿Cuál es la estructura e infraestructura actual del área/departamento de Seguridad de la Universidad Nebrija?

—La seguridad general de la Universidad depende en su totalidad del departamento de Infraestructuras, que después tiene distintos responsables para cada uno de los problemas a afrontar.
Podríamos también hablar de ciberseguridad, pero eso es competencia del departamento de Sistemas.

—¿Cuáles son las funciones concretas que lleva a cabo?

—El departamento de Infraestructuras se ocupa de obras, organización de espacios, limpieza, mantenimiento, recepción, transporte, eventos y servicios generales, y mi función se resume en conseguir que todos los días los Campus abran sus puertas en buen estado de funcionamiento, y que a lo largo del día, alumnos, profesores y personal puedan desarrollar su actividad en las mejores condiciones posibles de operatividad, confort, y seguridad.
Centrándonos en la seguridad, creo que sólo puede ser afrontada como un todo, de una forma integral. Hay que velar por todos sus aspectos: Seguridad laboral, seguridad de uso, seguridad en el transporte, seguridad ante un siniestro y seguridad al robo.