Universidad: subir nota en Protección contra Incendios

Por Antonio Tortosa. Vicepresidente Tecnifuego-Aespi 

tortosa

Las Universidades Públicas y Privadas deben cumplir en materia de seguridad contra incendios el Código Técnico de la Edificación, cuyo ámbito de aplicación se recoge en el denominado uso Docente: Edificio, establecimiento o zona destinada a docencia, en cualquiera de sus niveles: escuelas infantiles, centros de enseñanza primaria, secundaria, universitaria o formación profesional. Las zonas de un establecimiento de Uso Docente destinadas a actividades subsidiarias de la principal, como cafeterías, comedores, salones de actos, administración, residencia, etc., deben cumplir las condiciones relativas a su uso.

Requisitos de Protección Pasiva contra Incendios

Las exigencias básicas para la protección pasiva de un edificio docente quedan contempladas en el CTE:

Exigencia básica SI 1: Propagación interior, sobre división en sectores de incendio y sus características de Resistencia y Reacción al Fuego. Exigencia básica SI 2: Propagación exterior, que implica poner medios para evitar la propagación del fuego tanto por fachada como por cubierta. Exigencia básica SI 3: Evacuación de ocupantes, es decir, medios de evacuación y control de humos. Y exigencia básica SI 6: Resistencia estructural al incendio, que recoge que la estructura será diseñada de forma adecuada y bien protegida con los medios adecuados.

Para cumplir estas exigencias, se facilitan unos documentos:
-Documento SI 1, que hace mención de sistemas compartimentadores, sistemas de sellado de paso de huecos, conductos de ventilación, etc.
-Documento SI 2, con mención a las franjas resistentes al fuego.
-Documento SI 3, con las características de los pasillos y escaleras de evacuación, así como de los medios de control de humos.
-Y Documento SI 6, donde se trata todo lo relacionado con la protección estructural, tanto si es metálica como de otros materiales, y que se complemente en los Anejos. (Tabla 1)

Deficiencias

Según un estudio, publicado por la Fundación Eroski, las Universidades (sobre todo las construidas hace años) presentan deficiencias de seguridad contra incendios relacionados con planes de emergencia y sistemas de seguridad. Las principales asignaturas pendientes de las Universidades son la inexistencia de sistemas de detección de incendios, la falta de protocolos escritos de actuación conocidos por los alumnos para saber cómo actuar en caso de emergencia y el escaso hábito de realización de simulacros de evacuación del centro por una emergencia.

[El artículo íntegro puede leerse en el número 319 de febrero de CUADERNOS DE SEGURIDAD]