Sistemas PSIM: Consolidación de la gestión de la seguridad

Estamos en un punto donde la tecnología existente en seguridad, así como la normativa que rige la aplicación de la misma al entorno bancario, sitúa el concepto de seguridad bancaria con una percepción positiva, pero que todavía puede mejorar en lo relativo a su gestión y optimización.

Este artículo puede leerse íntegro en el número 316 de CUADERNOS DE SEGURIDAD.

grupo alava bancoAsí pues, están resueltas las problemáticas de diversa índole para afrontar los retos propios de una oficina bancaria, desde la identificación de personas en el acceso a una oficina donde nos encontramos en una situación donde debemos utilizar sistemas de captación de imagen con un alto WDR (Wide Dynamic Range) que resuelvan el fuerte contraluz existente en la entrada, la grabación y transmisión de imágenes a la CRA, los diversos sistemas anti-atraco formados por pulsadores, pedales, pinzas de billetes, retardos de apertura; diferentes sistemas antirrobo, como volumétricos, contactos magnéticos, sistemas inerciales antibutrón, sistemas de escucha ambiente, conectados al panel de alarma, sistemas de esclusa, sistemas de control de acceso y cómo no, los sistemas de detección de incendio.

Es decir, en una entidad bancaria, la tecnología utilizada es fiable, madura y está avalada por la experiencia de años de aplicación de la misma, así como por la evolución de la tecnología que hoy día disfrutamos en sistemas de seguridad.

Nos encontramos en un escenario en el cual en un entorno muy pequeño, una oficina bancaria, aglutinamos todas las tecnologías típicas de seguridad como CCTV, sistemas anti-intrusión, y anti-atraco, control de accesos, sistema de detección de incendio, todos ellos sujetos a una normativa a cumplir, y además con el añadido que el fallo de alguno de los sistemas puede conllevar desde una interrupción del servicio hasta un sobrecoste económico, por la necesidad de tener que contar con vigilancia física en la propia sucursal.

Si además hablamos de entidades con cientos, incluso miles de oficinas, ya sea a nivel nacional, o incluso, a nivel internacional, nos encontramos con un gigantesco parque de dispositivos y sistemas de diferentes fabricantes que debemos gestionar y administrar tanto desde el punto de vista operativo estricto de seguridad, como desde el punto de vista de la optimización de todos esos recursos materiales sujetos a mantenimiento.

Con la presión que se genera ante las expectativas de hacer las operaciones más rentables, la mejora continua, la incorporación de nuevas tecnologías y la gestión en la supervisión del mantenimiento de esta ingente cantidad de datos, se incrementa notablemente la cantidad de información a gestionar simultáneamente desde la Central Receptora de Alarmas.

Un sistema PSIM proporciona las herramientas necesarias para tratar cada aspecto del ciclo vital de la gestión del Centro de Control y Recepción de Alarmas de manera global, fusionando todos los datos en un cuadro de operaciones común. Se analiza y correlaciona toda esta información, para aplicar un operativo estándar de procedimientos y planes de respuesta en todos los ámbitos.

Un sistema PSIM integra y correlaciona la información de múltiples y diversos sistemas  de seguridad como sistemas CCTV, CC.AA, intrusión, o de cualquier otra índole, como por ejemplo, sistemas BMS (Building Manager Sistems), a nivel global en toda la entidad en tiempo real. Al mismo tiempo, coordina las respuestas más efectivas, asegurándose de que todo el mundo en la cadena de operaciones sepa qué está sucediendo, dónde está sucediendo y cómo responder.

La seguridad en entidades bancarias puede ganar en eficiencia y ahorrar costes que se derivan de la gestión de enormes cantidades de información generadas por la disparidad de sistemas y fabricantes, la criticidad de la gestión de alarmas, así como de la tarea de la gestión de las operaciones necesarias para el mantenimiento en estado operativo de todos ellos mediante sistemas PSIM y BI.

Roberto Montejano. Desarrollo de negocio. Área de Seguridad. Grupo Álava.

Imágenes: Grupo Álava