Joseph Grillo. CEO de Vanderbilt

«La profesionalidad y claridad con la que trabajamos y que ofrecemos al mercado, a nuestros clientes y a otros públicos de interés, como nuestros empleados y vendedores, nos proporciona una sólida posición mientras construimos la marca Vanderbilt, para demostrar a la gente que somos un actor con larga trayectoria y que seguiremos siendo en el futuro un actor y proveedor para la industria de la seguridad», asegura Joseph Grillo, CEO de Vanderbilt, en esta entrevista en la que además desglosa las líneas estratégicas y perspectivas de futuro de la compañía.

Joe_Grillo_Headshot—¿Cuáles son, a nivel general, y en el caso de España, las perspectivas de futuro para el sector de la seguridad?

—En general las perspectivas para la industria de la seguridad y para fabricantes como nosotros son buenas. Las cuestiones de seguridad, de terrorismo, y las más tradicionales como las relativas a empleados y los delitos comunes seguirán provocando un notable crecimiento en la inversión general de las organizaciones, ya sean empresas privadas o gobiernos, en tecnología de seguridad.

Nosotros como empresa observamos que hay diferencias geográficas significativas con zonas más fuertes y más débiles, pero en términos globales nuestro negocio en Europa, particularmente desde que adquirimos el negocio de seguridad de Siemens, tiene una tendencia positiva. La profesionalidad y claridad con la que trabajamos y que ofrecemos al mercado, a nuestros clientes y a otros públicos de interés, como nuestros empleados y vendedores , nos proporciona una sólida posición mientras construimos la marca Vanderbilt para demostrar a la gente que somos un actor con larga trayectoria y que seguiremos siendo en el futuro un actor y proveedor para la industria de la seguridad. Las perspectivas son buenas.

En España, tenemos la suerte de tener grandes clientes en el sector de retail y de banca, así como mercados verticales donde están funcionando muy bien nuestros productos de intrusión. Tenemos nuevas soluciones en productos de control de accesos, como Aliro, con dos importantes lanzamientos en software durante este ejercicio que nos permitirá crecer en esa parte del negocio. Por tanto miramos al mercado español como un mercado potente, y también lo extendemos a otras partes del mundo hispanohablantes y lusohablantes, donde bajo la propiedad de Siemens la dirección estaba reticente a hacer labores de exportación. Nosotros  vemos nuevas oportunidades, que estamos afrontando paso a paso.

—¿Cuáles son las líneas estratégicas de la compañía a medio y largo plazo?

—Seguiremos invirtiendo en I+D y en todas nuestras líneas de producto y ser más globales. Nuestro negocio hoy está centrado principalmente en Europa y Norteamérica, y queremos llegar a los mercados emergentes, como la región de Asia-Pacífico, Suramérica y Latinoamérica.

—¿Podría indicarnos la principal ventaja con respecto a los competidores? 

—Tenemos grandes competidores. Una de las cosas en la que creemos a diferencia de algunas otras grandes empresas es que podemos focalizar nuestro negocio en Seguridad y en nada más. No estamos en ningún otro negocio. Y aunque somos grandes, podemos ser flexibles, una empresa con la que sea fácil trabajar y ágil en la toma de decisiones,

—¿Cómo le gustaría que Vanderbilt fuera en 10 años?

—Apostamos porque sea una compañía más grande, tanto orgánicamente como externamente. Tenemos una organización con importantes respaldos financieros y quizá podríamos lanzarnos a otros negocios que alimentaran nuestra estrategia. Nos gustaría que en 10 años nuestro negocio creciera significativamente y fuéramos una marca más reconocida. Siemens lo era, Vanderbilt aún no lo es hasta ese punto, pero estamos convencidos de que si invertimos adecuadamente y hacemos un buen trabajo podemos conseguir un reconocimiento a nivel mundial.

—¿Cuál es su visión profesional de las últimas tendencias en Seguridad, como por ejemplo los drones o los avances en CCTV?

—Una tendencia que vemos es el uso cada vez mayor de cerraduras online y offline sin cables, lo que permite a las compañías asegurar más puertas en una instalación con un menor coste sin control de accesos. Y también hay un lento pero continuo progreso por ofrecer servicios basados en el Cloud a empresas pequeñas y medianas para el control de accesos.

—¿Los riesgos de un ciberataque cómo afectan a estas soluciones basadas en el Cloud?

—El miedo a un ciberataque es la razón por la que la industria de la seguridad está moviéndose más despacio desde negocios más particulares a más públicos. Pero a medida que las empresas confíen más en el network y en la gestión por parte de otros, veremos una tendencia más acentuada hacia este tipo de soluciones.