IBM quiere liderar la transformación digital de las empresas

A lo largo de su historia IBM ha vivido innumerables cambios y adaptaciones que le han permitido mantenerse como una de las más importantes compañías del sector tecnológico a nivel mundial. La última, y seguramente una de las más importantes de su historia, ha sido la profunda transformación que IBM está llevando a cabo para dejar de ser una compañía centrada en la venta de hardware para empresas en favor de un modelo mixto en el que destacan los servicios en la nube, las herramientas cognitivas basadas en la tecnología de Watson y la seguridad.

Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. Imagen IBM España.
Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. Imagen IBM España.

Recientemente en la primera edición del Digital Enterprise Show, IBM ya adelantó su visión sobre cuáles son los aspectos fundamentales que las empresas tienen que afrontar para acometer con éxito la transformación digital. Los nuevos sistemas de relación –los dispositivos móviles inteligentes y las redes sociales-, la computación cognitiva –sistemas que entienden el lenguaje natural y aprenden- y la computación en la nube son, según IBM, los tres elementos indispensables que las organizaciones tienen que tener en cuenta para subirse con éxito a la “ola” digital.

Un estudio interno a nivel internacional de la firma destaca que la mayoría de los CEO de las grandes empresas sitúan la tecnología como el factor que más está influyendo en sus compañías. Desde 2012 la digitalización ha pasado a ser el elemento más importante, por delante de agentes como el mercado, las circunstancias socioeconómicas o la regulación. Esta tendencia está facilitando la creación de nuevos modelos de negocio apoyados por nuevas herramientas. Es por ello que los directivos han empezado a identificar cambios en la competencia que cada vez viene más de otros sectores.

Marta Martínez, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, señaló en una reunión con periodistas especializados, estos factores como una de las principales razones del giro empresarial de la marca. Por un lado, las cifras son elocuentes: Los negocios incipientes -considerados por IBM como estratégicos: cloud y sistemas cognitivos- representarán en 2025 un mercado de dos billones de dólares, mientras que todo el gasto en las TIC tradicionales en 2016 apenas superará el 1,2 billón de dólares. Esta es la razón de que la compañía prevea que, en un futuro próximo, el 50% de sus ingresos provenga ya de sus plataformas cloud y sus soluciones cognitivas.

Según Marta Martínez, «los negocios estratégicos crecieron un 26% a escala global durante 2015, compensando la caída de los ingresos por venta de sistemas». Así, la parte de analítica de negocio de la multinacional creció un 16% interanual, los servicios cloud hicieron lo propio con un 57% y las tecnologías de movilidad en un 250%, si bien en este último caso siguen sin suponer un peso destacado en las cuentas de IBM. “En 100 años no hemos dejado nunca de adaptarnos a las demandas del mercado”, indicó la presidenta.

Los pilares de la transformación digital

Los responsables de IBM no han dudado en apostar por el desarrollo de soluciones cognitivas, conocidas por la tecnología de analítica y el procesamiento de lenguaje natural IBM Watson. Desde la propia compañía aseguran que este tipo de herramientas están redefiniendo el mercado tradicional de TI. El equipo de Watson está trabajando ya en sectores como la salud, energía y medioambiente, servicios financieros, educación, IoT, etc.

El segundo pilar son los servicios en la nube y, más concretamente, los servicios de nube híbrida que combinan la privacidad y el control del cloud privado con la escalabilidad y flexibilidad de la nube pública. Para ello, IBM ha dispuesto 46 centros de datos cloud (uno de ellos en Cerdanyola del Vallés en España).

La tercera parte de la estrategia de IBM es apostar por el I+D interno (como es la base que subyace a Watson) y de forma prioritaria incorporar nuevos servicios y talento externo a la propia compañía.

La firma dedicó el pasado año -y en lo que va de 2016- 5.000 millones en 20 nuevas compras que fortalecen su portafolio en materia cognitiva (Alchemy, Phytel, The Weather Company, Iris, Blekko, Explorys, Merge o Truven), cloud (Resilient, Ustream, Bluebox, Clearleap, Gravitant, Cleversafe o Meteorix) y de experiencia del usuario (Aperto, Resource Ammirati, Compose, X;O y StronLoop).

La seguridad, elemento clave de futuro

Sin embargo, para que la nueva visión de la organización no se venga abajo, invertir en seguridad es elemental. Marta Martínez señaló que IBM está complementando las soluciones de seguridad con las cognitivas, y subrayó la importancia de la “integración entre el software y los servicios y la capacidad de captar talento”.

En este ámbito, destaca la filial ViewNext en España, con más de 4.100 empleados con las competencias de IBM Global Services. “Sostenemos el sistema bancario, el sistema fiscal y el sistema de prestaciones sociales”.