Techco Security analiza la evolución de las Centrales Receptoras de Alarmas (CRA) en el Security Forum

Techco Security participó el pasado 25 de mayo en Security Forum, el evento de referencia en el sector de la seguridad que tuvo lugar los días 25 y 26 de mayo en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona. Así, la empresa analizó en el Expert Panel celebrado durante la jornada matinal, la evolución de las Centrales Receptoras de Alarmas (CRA) y su futuro en el corto plazo dentro del sector de la seguridad privada.

TechcoLas Centrales Receptoras de Alarmas son centros operativos que reciben, procesan y monitorizan las señales emitidas por un servicio de alarma cuando se detecta una intrusión. El análisis realizado por Techco Security indicó que el futuro de estas instalaciones, así como de los servicios de seguridad, está definido por cinco factores clave: los drones, la ciberseguridad, servicios en la nube, security Big Data y los sistemas de control de campos magnéticos.

Los primeros han supuesto una revolución en el sector de la seguridad privada y según la compañía aportan valor al negocio, contribuyen a la eficiencia de tareas de mantenimiento preventivo de grandes instalaciones y de verificación en determinados espacios, y en muchas ocasiones, reducen costes. El desarrollo de estos vehículos aéreos no tripulados y de sus aplicaciones, siempre teniendo en cuenta la legalidad vigente en cuanto a su uso, permite unir el sector a la vanguardia y la innovación.

En cuanto al segundo factor, la ciberseguridad es, hoy en día, uno de los principales retos de la seguridad. Según un informe de ONTSI y el INCIBE, los ciberataques a empresas españolas aumentaron un 200% en 2015. Por ello, Francisco Abad, CEO de Techco Security afirma que “impulsar servicios de calidad que protejan la infraestructura informática de una compañía, sus datos y su tecnología, se convierte en algo elemental y prioritario para el futuro del sector. Éste, por tanto, debe trabajar en herramientas y soluciones que se centren en elementos como la gestión de vulnerabilidad de las empresas, la auditoría de la seguridad de TI y el hacking ético (aplicar conocimientos informáticos y de seguridad con un objetivo defensivo, realizando pruebas dentro una red determinada para detectar qué elementos son vulnerables ante un posible ataque).

Por su parte, los servicios en la nube representan una de las grandes aportaciones de los servicios informáticos a las empresas en los últimos 10 años. Permiten optimizar los costes y servicios de las tecnologías de la información servicios de acuerdo a las necesidades y recursos de la compañía, externalizando la gestión del hardware y software de las aplicaciones en proveedores de confianza.

Con respecto al security Big Data, son el conjunto de herramientas informáticas destinadas a la manipulación, gestión y análisis de grandes volúmenes de datos de todo tipo, que no pueden ser gestionados por las herramientas informáticas tradicionales. Permiten, además, inferir comportamientos y adelantarnos a posibles amenazas. Este servicio simboliza tres grandes aportaciones a la seguridad: customización de las soluciones, proactividad y predictibilidad, y capacidad analítica.

Por último, los sistemas de control de campos magnéticos están basados en la detección de la influencia magnética humana y se prevé que impulsarán la seguridad perimetral (aquella que permite crear zonas en anillo de protección para la detección temprana en áreas de riesgo). Este tipo métodos suponen tres grandes ventajas para usuarios y compañías, como son la reducción de falsas alarmas en un 98%, la protección antirrobo en instalaciones con personas dentro y la detección de la presencia de intrusos antes de cruzar los caminos de entrada de un recinto.

CRA, una rápida evolución ligada a la tecnología

Según explicó Techco Security durante su ponencia, se trata de un área relativamente nueva (sus orígenes se remontan a hace 30 años) y, como toda actividad ligada a la tecnología, ha desarrollado una gran evolución durante este tiempo “nada queda ya de aquellas primitivas centrales de control, enormes armarios metálicos que albergaban una electrónica tan voluminosa como simple, ni de los primeros sensores de infrarrojo pasivo o microondas, generadores de alarmas indeseadas”.

Además, la compañía hizo hincapié en el boom tecnológico en el que el sector de la seguridad privada se encuentra inmerso, que le ha permitido ampliar y desarrollar nuevos servicios relacionados con la detección, verificación y supervisión de las señales de alertas como son: Centrales Receptoras Automáticas multiprotocolo; sistemas de verificación más eficaces; una mayor seguridad en las comunicaciones; sistemas de CCTV (Circuito Cerrado de Televisión) con aportación inteligente de análisis; y CRA con servicio back-up que garantizan la continuidad del negocio, entre otras.