España, entre los países de la UE más afectados por los ciberataques dirigidos

“España se ha visto fuertemente golpeada por los ataques dirigidos en el último año. Las organizaciones españolas están sufriendo algunas de las peores pérdidas de datos que se están produciendo en Europa, estando relacionadas en su mayoría con el robo de tarjetas de crédito y datos personales. Sin embargo, en vez de preocuparse por el cibercrimen, lo están más por verse atacadas por prácticas de espionaje por parte de la competencia”. Ésta es una de las principales conclusiones que se extrae de la investigación correspondiente a España y que ha sido encargada por Trend Micro a la consultora independiente Quocirca.

TrendMicroiStock_000015403400Small

Según el estudio, “The trouble at your door”, en el que participan 600 organizaciones europeas procedentes de Alemania, España, Francia, Italia, Países Nórdicos y Reino Unido, se pone de manifiesto que, independientemente de dónde procedan los ataques, las empresas españolas están entre las menos preparadas para defenderse ante este tipo de incidentes de seguridad que otras compañías europeas.

El objetivo de esta investigación es examinar el conocimiento y las experiencias relacionadas con los ciberataques dirigidos en las organizaciones europeas de diferentes sectores. El informe incluye una lista de los peores 40 ataques registrados en los últimos 12 meses y revela que los ataques dirigidos se han convertido en una preocupación para la gran mayoría de empresas. Casi una cuarta parte de las corporaciones participantes en el estudio aseguró que estos ataques son inevitables en la actualidad, y más de una quinta parte de los encuestados ha admitido haber sufrido un robo de datos recientemente.

Sin embargo, a pesar de que el panorama pueda parecer sombrío, las organizaciones pueden tomar medidas efectivas para contrarrestar el impacto de estas amenazas. “El despliegue de una serie de medidas de seguridad “antes, durante y después de” reduce las posibilidades de convertirse en víctima en primer lugar y, cuando se produce un incidente, permite minimizar las pérdidas de datos, daños de reputación y costes. Contar con estrategias y planes de respuesta es vital cuando ocurre lo inevitable”, aseguran desde Trend Micro.

Entre los diferentes sectores de actividad analizados, el de TI es el que concentra el mayor número de ataques, posiblemente debido al conocimiento de los trabajadores tienen sobre el problema de las ciberamenazas. Sin embargo, éste es el sector mejor preparado para combatir tal situación. Servicios Financieros, Administración Pública y Retail, le siguen de cerca; pues en todos ellos existe un tratamiento amplio de datos personales y/o información relacionada con tarjetas de pago. Según la investigación, las empresas enmarcadas en el sector Utilities deberían estar más concienciadas e incrementar las medidas de seguridad puesto que las fugas de datos provocadas en este ámbito por los ataques dirigidos son altas. De acuerdo con esto, del estudio se desprende que ningún sector debería sentirse muy confiado en relación a su seguridad.