RPAS profesionales en la robótica de servicios

El irrefrenable crecimiento que hoy en día están experimentando los RPAS es una realidad imposible de negar. Hablamos de vehículos aéreos no tripulados, dotados de navegación autónoma, cámaras, sensores de todo tipo e inteligencia artificial. El resultado es, en muchos casos, obtener información (ya sean imágenes, vídeos o datos de otro tipo) de lugares de difícil acceso, peligrosos o remotos, automatizando las tareas de supervisión, vigilancia y control. Es tal la versatilidad que ofrecen, que no es de extrañar el gran número de usuarios y variedad de perfiles que se interesan por adquirir o trabajar con un RPAS.

shutterstock_352823789
Imagen Shutterstock / ChakriPixmaker

IXION es una PYME altamente innovadora que desarrolla soluciones de automatización, con las tecnologías más avanzadas y eficientes. Sus productos se dirigen al sector industrial, vinculados a la robótica y a las soluciones con vehículos no tripulados. En su blog, hablan de sus últimos proyectos y de toda la actualidad relacionada con el campo de los vehículos no tripulados.

Al margen de la robótica de consumo y de su uso lúdico, ya son abundantes las funciones que cumplen los drones dentro del campo de la robótica de servicios. De hecho, algunas de ellas son tan fundamentales que demuestran lo arraigada que está esta tecnología en nuestra sociedad. Repasando los trabajos con drones profesionales que ya se realizan, los profesionales de Ixion explican el uso civil de los drones profesionales.

Uso civil de los drones profesionales

Hablamos del uso de RPAS para la protección civil. Con los drones profesionales, la robótica de servicios ofrece una excelente ayuda para la protección de los países, comenzando por la salvaguarda de sus ciudadanos. Funciones tan importantes como la vigilancia de las fronteras o el mantenimiento del orden son las que llevan a cabo los RPAS. En España, los cuerpos de seguridad del estado ya cuentan con proyectos en curso para insertar drones profesionales en sus misiones. Otros cuerpos de seguridad harán lo propio, como en Estados Unidos, donde se vigilará su frontera con México a través de UAVs para prevenir la inmigración ilegal o el tráfico de drogas.

Además, estos vehículos autónomos pueden intervenir en situaciones de máxima urgencia como catástrofes naturales o ataques terroristas, realizando siempre trabajos que impliquen la protección civil: con los drones profesionales de hoy en día es posible rescatar a personas de incendios, inundaciones, terremotos y accidentes en lugares de difícil acceso. Esto se debe a que son capaces de recorrer grandes distancias en poco tiempo y pueden trasladar la ayuda necesaria a lugares poco accesibles. Asimismo, pueden hacer una evaluación de la situación previa a la intervención humana directa, trazar un modelo 3D de la situación exacta y permitir saber (mediante la emisión de imágenes en directo) qué medios de asistencia son requeridos. Los cuerpos de bomberos ya emplean RPAS de ayuda contra incendios que permiten soltar espuma y otros agentes extintores de fuego en los focos críticos del incendio.

Además de recabar información de lugares peligrosos, otra ventaja que proponen estos sistemas de seguridad y vigilancia con multirotor es el procesamiento de los datos, ofreciendo un reporte sistemático y automatizado de cada misión, almacenando las imágenes de los puntos críticos georeferenciados posibilitando un análisis comparativo en distintos momentos.

El artículo íntegro puede leerse en el blog de http://ixion.es/