Compras navideñas: cómo las tiendas evitan los robos y analizan a los compradores

La Navidad está a la vuelta de la esquina, los comercios se masifican y el consumo se dispara. Ante estas aglomeraciones de gente, el comercio minorista se enfrenta a importantes retos, pero el principal temor de los comerciantes es la visita de “los amigos de lo ajeno”. Evitar el hurto y garantizar la seguridad de los artículos se convierte en el principal objetivo.

Imagen Shutterstock / Sergey Mironov
Imagen Shutterstock / Sergey Mironov

Sistemas de seguridad eficientes pero no invasivos, principal inquietud de comerciantes

Según datos del último estudio elaborado por AECOC en colaboración con Tyco sobre “sistemas de seguridad y dispositivos antihurto”, los españoles están familiarizados con los diferentes equipos de seguridad instalados en las tiendas y comprenden su función. Sin embargo, no todos los sistemas de seguridad son iguales y, sobre todo, algunos elementos de seguridad son percibidos en mayor medida como excesivos y molestos por los usuarios. Así, las tarjetas ficticias (42,5%) (tarjetas que sustituyen al producto en el punto de venta), las carcasas con varias unidades de producto en el interior (41,5%) y las vitrinas (36,7%) son los elementos peor valorados por los usuarios. Incluso, hasta un 40,1% de los usuarios reconoce que estos elementos les han disuadido de comprar el producto, haciéndolo en otra tienda.

Estos inconvenientes pueden multiplicarse durante las compras navideñas, tanto para comerciantes como para clientes. Pero en la actualidad, los comercios minoristas pueden proteger sus negocios evitando molestias a sus clientes. Las soluciones más recientes de seguridad en tienda ofrecen medios para evitar las hurtos a la vez que mejoran la experiencia de compra de los usuarios y optimizan el rendimiento del comercio.

La incorporación de Traffic Intelligence a los sistemas antihurto 

En las tiendas online ya es una práctica habitual poder analizar la forma en que los consumidores se comportan, hacia dónde se dirigen, qué productos ven, qué colocan en sus carritos y, en última instancia, qué compran.

El Traffic Intelligence recopila, analiza y correlaciona datos en tiempo real sobre cómo se mueven los consumidores en la tienda. De esta manera, los comercios pueden perfeccionar la publicidad, promociones e iniciativas de márketing al perfil de sus clientes. Entre las infinitas posibilidades de aplicaciones de análisis que ofrece el Traffic Intelligence en la tienda, algunas que están ya funcionando en comercios españoles son:

  • Recuento Interno: Permite analizar las tasas de conversión, optimizar la proporción entre tráfico y compras y medir la efectividad del marketing en tienda.
  • Recorrido en tienda: Elabora un mapa cinético para mejorar la distribución de la tienda y aumentar el beneficio por metro cuadrado.
  • Tráfico por género: permite personalizar los escaparates de la tienda y las mezclas de productos adaptándolas al perfil de los clientes.
  • Análisis ampliado: para optimizar la colocación de los expositores, la efectividad de la disposición y el surtido de productos.