Un vigilante de seguridad protagoniza el anuncio de Navidad

Justino es vigilante de seguridad en una fábrica de maniquíes. Al trabajar en el turno de noche nunca coincide con sus colegas de trabajo, pero irónicamente pasa sus noches rodeado de figuras humanas. Su soledad y sus ganas de compartir le llevan primero a interactuar con los propios maniquíes, y más tarde a comunicarse a través de ellos con sus compañeros del turno de mañana. En su afán por hacer cosas por los demás, Justino se llegará a olvidar de sí mismo pero sus compañeros no se olvidarán de él.

El anuncio de la Lotería de Navidad 2015 ha sido creado por la agencia de publicidad de Leo Burnett y por primera vez sus protagonistas no son seres de carne y hueso sino animados.

La campaña no ha olvidado la importancia de las Redes Sociales. Así, la fábrica de maniquíes ‘el Pilar’ tendrá su propio perfil en Facebook. También Justino tiene su cuenta en Instagram, donde dice de sí mismo: «Por las noches trabajo como guardia de seguridad».