«Soy un aventurero por naturaleza». Raúl Ciria Matallanos, director de Seguridad de AhorraMás

Raúl Ciria Matallanos, director de Seguridad de AhorraMás, habla sin miedo, delante de un insulso aperitivo –dos solitarios refrescos–, de su mundo personal y profesional, en un atisbo de generosidad por revelar su perfil menos conocido.

2015-07-04 13.07.22 2Se apunta, de manera improvisada, a un singular paseo por los retazos de su historia. Protagonista de este recorrido, es capaz, cargado de una sencillez desmesurada y humor infinito, de compartir los episodios de una vida llena de amables momentos e inolvidables situaciones, necesarios instantes de soledad y eternos minutos de compañía.

En las distancias cortas el protagonista de nuestro «Un Café con…» acompaña sus palabras con un contenido gesto de timidez que se va diluyendo a medida que las preguntas discurren acompasadamente.

Trece años le separan de sus inicios en el sector de la Seguridad Privada –previamente formó parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad–, en una trayectoria profesional que le llevó a desempeñar distintos puestos de responsabilidad en una CRA, en un centro comercial y en diversas empresas, hasta asumir la dirección de Seguridad de la cadena de supermercados AhorraMás. Echa la vista atrás para recordar aquellos duros años de trabajo y formación –dirección de seguridad, criminologia, detective privado…– para llegar a formar parte de un sector, quizás ,«un poco remiso a las caras nuevas» –reflejamos sus propias palabras–, pero donde ahora disfruta con lo que le apasiona: «gestionar todo tipo de situaciones y problemas y buscar soluciones».

Se sumerge entonces en un apasionado y veloz discurso, «imposible» de frenar, sobre el presente y futuro de un sector al que augura «pocos cambios a corto plazo», la figura del director de Seguridad, de la que es un «fiel defensor», o sobre aquellos «magníficos profesionales que se mantienen a la sombra». Cómodo ante lo que ya es una conversación informal, no dudamos en preguntarle: ¿Quién es el auténtico Raúl? Su respuesta es inmediata: «Un aventurero por naturaleza».

Independiente, hiperactivo e inteligente, ya soñaba con arriesgadas experiencias en su época de boy scout y cuando sin cumplir los 20 años «voló» de casa. De gimnasio diario y desayunos equilibrados de fruta y cereales, aunque «me encantan los dulces, el salmorejo y la cerveza, pero nunca –matiza– entre semana», Raúl Ciria comparte un sinfín de actividades –moto, esquí, surf,…– con su hijo, por el que siente una pasión absoluta, y al que inició también en el mundo de la vela, otra de sus grandes aficiones.

Hombre de espíritu y alma libre, que acostumbra a dar largos paseos con su pastor alemán, sueña en un futuro no muy lejano con dar la vuelta al mundo en un velero «con una buena compañía», y poder adentrarse en el mundo de la restauración.

Hoy descubrimos que la felicidad es un objetivo para el que hay que entrenarse cada día. λ