V Congreso Protecturi, “El arte de proteger”

El V Congreso Protecturi reunirá en Madrid los días 28, 29 y 30 de octubre a varios reputados expertos internacionales, junto a responsables de prestigiosos museos internacionales. El auditorio de la Real Casa de la Moneda y Timbre de Madrid acogerá conferencias y debates sobre los últimos avances en materia de seguridad y de protocolos preventivos o de investigación. Lo hará en un espacio abierto a la cultura, al arte y la historia.

Imagen Shutterstock / Zwiebackesser
Imagen Shutterstock / Zwiebackesser

El patrimonio cultural es el principal activo turístico nacional, por encima del clima, las playas o el paisaje. Ocho de cada diez extranjeros que llegan a España visitan nuestro arte y monumentos. El mayor potencial está en que uno de cada dos viajeros de todo el mundo elige su destino y desplazamientos por razones culturales.

El sector del patrimonio cultural representa el 3,5% del PIB español y aporta una parte del negocio anual del turismo en España (15% del PIB español). El sector de la cultura es la actividad principal de 108.556 empresas y emplea directamente a casi medio millón de profesionales. Aún queda camino por recorrer en España: En la UE, las actividades directamente ligadas al patrimonio cultural generan 35.000 millones de euros anuales de ingresos.

Las cifras del catálogo patrimonial artístico español impresionan: 90.054 bienes muebles de interés cultural y 17.559 inmuebles; 2.500 castillos y fortificaciones; 10 archivos y bibliotecas nacionales; y una red de 1.550 museos en los que trabajan 14.000 personas y que reciben anualmente más de 60 millones de visitantes. Solamente el patrimonio religioso conserva 70.000 iglesias y ermitas, 950 monasterios y abadías, 88 catedrales y 23.000 parroquias.

Si estamos ante la mayor riqueza del estado español, ¿por qué no genera el retorno económico esperado? La respuesta es doble: Lo que está bien protegido, se pone en valor y genera riqueza. Lo que no se protege, genera pérdidas.

Proteger y poner en valor nuestro patrimonio cultural es una obligación. Pero también es un gran negocio para España.

En el año 2007, los profesionales de la seguridad del arte y el patrimonio histórico decidieron unirse para ofrecer su experiencia a la sociedad. Para transferir su conocimiento. En 2009 se unieron a los principales agentes del patrimonio artístico nacional para cooperar con administraciones públicas e instituciones privadas. Así nació Protecturi, la Asociación para la Protección del Patrimonio Histórico, que lleva seis años promoviendo la cultura de la seguridad efectiva de las obras de arte y de los entornos donde se exponen, albergan o custodian.

Las cifras hablan por sí mismas. Cada dos días roban en España una obra de arte. En total, más de 160 sucesos al año y 5.000 en las últimas tres décadas. Según las estadísticas del Ministerio de Interior, los delitos de este perfil crecieron durante las décadas 80 y 90, y experimentaron una disminución constante a partir de los primeros años del siglo XXI.

La explicación a esta evolución positiva hay que buscarla, precisamente, en la mejora de la seguridad y en el aumento de la legislación y la inversión relacionada con este concepto. Lo sostienen los expertos y lo corroboran fuentes policiales y gubernamentales.

El V Congreso Protecturi guarda mucha relación con esta vocación de mejora a partir de la reflexión en común y el cotejo itinerarios y de experiencias.

Como en cada congreso de Protecturi, la intención es abrir un foro de análisis y cooperación en la prevención de riesgos y de la ventajas de una práctica adecuada de la protección del patrimonio cultural. También nos mueve el empeño de concienciar a la sociedad, las administraciones, las entidades públicas y privadas y a los socios, sobre los peligros y las consecuencias de una protección indebida del patrimonio. Se trata de estrechar los márgenes para el error. De seguir aprendiendo. España y los españoles nos jugamos mucho en el arte de proteger.

El programa del Congreso puede consultarse aquí y el díptico en formato pdf aquí.