IBM sitúa la seguridad digital como prioridad estratégica

Expertos en seguridad informática de destacadas empresas e instituciones se reunieron el pasado 23 de septiembre en un evento que contó con más de 300 personas, y en el que se puso de manifiesto la necesidad de abordar la seguridad como una prioridad estratégica.

Panel de expertos, en IBM Security Summit 2015.
Panel de expertos, en IBM Security Summit 2015.

Se trataba del “IBM Security Summit 2015. Una nueva visión de la seguridad”, que reunió a expertos en seguridad y líderes de negocio y tecnología de las principales empresas e instituciones de nuestro país. El anfitrión, IBM, ha alertado de que el reto de la seguridad informática es más complejo que nunca, por lo que exige una nueva visión que nos permita responder a una realidad sustancialmente diferente y más crítica.

Curiosamente, los directores de Seguridad, los CISO (Chief Information Security Officer), se están enfrentando a una paradoja: la misma tecnología –la adopción de las redes sociales, la movilidad y cloud– que están utilizando para innovar y ofrecer a sus empleados tecnologías colaborativas está abriendo nuevas puertas a los cibercriminales y hackers para adentrarse en la organización. Según un estudio de IBMi, en la primera mitad del año 2015 ya se han reportado cerca de 4.000 nuevas vulnerabilidades de seguridad.

“La ciberdelincuencia se está extendiendo porque su objetivo potencial tiene un valor cada vez más alto: los datos. Estamos convencidos de que los datos son la nueva materia prima de la sociedad digital, la nueva base para la innovación, la competitividad y la transformación de las empresas y los procesos económicos y sociales que hacen funcionar al mundo: desde los sistemas logísticos y los servicios públicos, a los sistemas sanitarios o a la interacción entre los ciudadanos y las administraciones públicas”, comentó Marta Martínez Alonso, presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. “Por ese motivo, necesitamos dotar de mayores niveles de innovación e inteligencia a nuestros entornos de seguridad. Necesitamos dotarles de capacidades analíticas que puedan anticipar, detectar y atacar proactivamente a las amenazas”.