Dos de cada tres españoles teme una brecha de seguridad en sus telecomunicaciones

La preocupación de los consumidores españoles por la seguridad de sus datos personales es alta en el sector de las telecomunicaciones y administraciones públicas, mientras que las compañías aéreas y el comercio son percibidos como los sectores más seguros y con menos probabilidades de sufrir una brecha de seguridad.

shutterstock_300289598

El estudio Unisys Security Insights, elaborado por Lieberman Research Group, ha encuestado a ciudadanos de 12 países sobre la posibilidad de que personas no autorizadas accedan a su información personal durante el próximo año. Los siete tipos de organizaciones en los que se ha centrado el estudio son Administraciones Públicas, aerolíneas, bancos y entidades financieras, comercio, sanidad, telecomunicaciones y proveedores de servicios básicos.

Los españoles también tienen poca confianza en la seguridad de sus proveedores de servicios básicos como energía, agua, etc. (54%), bancos y entidades financieras (52%) y organizaciones sanitarias (46%).

A pesar de los últimos escándalos sobre brechas de seguridad en algunos grandes retailers, solo el 27% de los encuestados en España cree que la información personal en poder de los comercios está en riesgo. Por su parte, los españoles perciben a las compañías aéreas como las organizaciones más seguras, puesto que tan solo un 23% de los encuestados cree que su información personal podría quedar expuesta en el próximo año por una brecha de seguridad.

Sacrificar privacidad para obtener mayor seguridad

Según este estudio, la percepción sobre la amenaza de una brecha de seguridad en los próximos 12 meses es más preocupante en las compañías de telecomunicaciones (66% de los encuestados así lo percibe), probablemente por la falta de iniciativas para reforzar la confianza de los consumidores en este tipo de temas a pesar de los últimos escándalos hechos públicos.

La preocupación sobre la falta de medidas de seguridad en las administraciones públicas es también bastante alta (56%), lo que refleja la necesidad de mejorar la ciberseguridad de estas administraciones, que están cada vez más expuestas a ciberataques.

Los encuestados en España estimaron la seguridad nacional como de elevada importancia con el 100 por cien de los mismos a favor de un incremento en la vigilancia. Además, el 65% de los españoles estaría a favor de que los bancos compartieran su información personal, como las transacciones de las tarjetas de crédito, con las autoridades. La siguiente medida más apoyada (58%) sería el incremento de la vigilancia policial en espacios públicos mediante cámaras de vídeo y drones. En lo que se refiere al control de fronteras, más de la mitad de los encuestados, un 55%, estaría a favor del incremento de controles biométricos para acceder al país, tales como el reconocimiento facial, de iris, de voz o de las huellas dactilares, entre otros.

La medida que menos apoyo tendría entre los españoles, aunque llama la atención por su elevado porcentaje de aceptación (42%), sería el incremento de la monitorización de las conversaciones online y la actividad en redes sociales por parte de las autoridades.

El estudio íntegro puede descargarse aquí.

Imagen Den Rise / Shutterstock