«Los usuarios de los casinos valoran de manera muy positiva las medidas de seguridad»

«Las amenazas permanecen latentes en el tiempo y siempre se han de tener en revisión y actualización», señala Vicente Altemir, jefe de Inspección de Riesgos y Seguridad de Casino Marbella, quien además hace hincapié en esta entrevista en que «las medidas organizativas y de medios técnicos se revisan de manera continua; debemos poder prevenir los riesgos más importantes que son fundamentalmente la protección de las personas y de los activos de la compañía».

Vicente Altemir Gistau.

—En primer lugar, ¿podría indicarnos la historia del casino, número de trabajadores, salas de juego…?

—Casino Marbella fue el segundo casino que en España abrió sus puertas al público en el año 1978. Desde entonces, el casino ha tenido tres ubicaciones. En su inauguración, la famosa Torre del Duque a la entrada de Puerto Banús, una ubicación provisional en el Hotel Andalucía Plaza, y en 1984, la definitiva hasta el día de hoy, también en los bajos del Hotel Andalucía Plaza. Debido a la alta estacionalidad que afecta a la Costa del Sol, no muy diferente a otras zonas turísticas, el casino cuenta con una plantilla variable. Así pues, el casino pasa de una plantilla mínima en temporada baja de 128 trabajadores hasta los máximos de temporada alta que nos llevan a los 280 trabajadores. Casino Marbella cuenta casi con dos mil metros cuadrados destinados al juego. Estos se distribuyen en una gran sala de Máquinas de Azar, con las novedades más interesantes de todos los fabricantes y 130 posiciones de juego. Además de, por supuesto, una sala de mesas con los juegos tradicionales de Ruleta, Black Jack y Póker en todas sus modalidades, incluyendo naturalmente póker de círculo o Holdem. Existe además una sala de juego destinada a clientes VIP, además de servicios de bar y restaurante, e incluyendo una Sala de Fiestas con capacidad para 280 personas.

—¿Cómo está organizado el área de Riesgos y Seguridad del Casino Marbella ?

—Son dos áreas diferenciadas que se apoyan mutuamente. Por un lado, un grupo de trabajo que opera cámaras de Control de Juego, procesos internos, procedimientos y todo lo que tiene que ver con la Vídeo Vigilancia Empresarial. De otra parte, la seguridad del casino, desarrollada por Vigilantes de Seguridad y que se ocupan de los controles de accesos, gestión y actuación a través de los medios técnicos de centrales de detección de robo, intrusión y atraco, así como detección de incendios, Circuito Cerrado de Televisión en los aspectos de protección de las instalaciones, para finalmente llegar al factor humano y el control de tráfico de personas en las instalaciones, seguimiento de sospechosos y mantenimiento del orden público y actuaciones dentro del Plan de Autoprotección.

—A grandes rasgos, ¿con qué medios y medidas de seguridad deben contar instalaciones tan singulares como son los casinos?

—Medidas organizativas que combinen actuaciones con medios humanos y medios técnicos. Trabajamos con clientes y, si bien las normas las pone el casino, no hay que olvidar que a los clientes hay que tratarlos con mucho respeto, tacto, amabilidad y cortesía. Por tanto, las medidas de seguridad en una instalación tipo casino han de ser en los aspectos técnicos, físicos y humanos, medidas poco invasivas o coercitivas, si bien han de ser efectivas para el fin perseguido. Por supuesto que se debe contar con un buen sistema de detección en el robo, la intrusión y el atraco, no sólo en el recinto de caja como la ley nos dice, sino en toda la instalación. Del mismo modo, el Circuito Cerrado de Televisión ha de cubrir la totalidad de las instalaciones. —¿Cuáles son los riesgos o amenazas a los que tiene que hacer frente de una forma más habitual el Área de Inspección de Riesgo y Seguridad del Casino Marbella? —Las amenazas permanecen latentes en el tiempo y siempre se han de tener en revisión y actualización. Las medidas organizativas y de medios técnicos se revisan de manera continua, debemos poder prevenir los riegos más importantes, que son fundamentalmente la protección de las personas y de los activos de la compañía. Afortunadamente, los casinos en España no son noticia por haber sufrido situaciones que contemplen dichas amenazas y, en particular, en Casino Marbella lo más habitual es encontrar pequeños atentados contra la propiedad, carteristas, intentos de robo de vehículos y situaciones de orden público, que con profesionalidad y experiencia no llegan a mayores.

—¿Cree que los usuarios de los Casinos valoran las medidas de seguridad implantadas o, sin embargo, se trata de un hecho que pasa desapercibido?

—En absoluto pasa desapercibido, los usuarios de los casinos en España valoran de manera muy positiva las medidas de seguridad que están implementadas y, aunque obviamente no las conocen en profundidad, si que tienen la percepción cierta de que en un casino se encuentran seguros, sin que esto afecte ni menoscabe los momentos de ocio y diversión de los que disfrutan en un casino.

–Desde un punto de vista profesional, ¿cuál cree que es actualmente el nivel de seguridad de los casinos en nuestro país? ¿Y en relación con Europa?

—Si nos comparamos a los tiempos en los que los casinos comenzaron su andadura en este país, el nivel de profesionalidad ha crecido de manera exponencial. No quiere esto decir de ninguna manera que los profesionales que se ocuparon de la seguridad en los comienzos no estuvieran a la altura, sino que los años transcurridos, han servido para entender mas profundamente el negocio, la experiencia nos ha hecho mejores y, actualmente, los casinos en España tienen a unos profesionales que están entre lo mejor no sólo de Europa sino de los casinos en el mundo. Existen profesionales en España que exportan sus conocimientos a diferentes países en materia de seguridad integral de casinos y empresas españolas que están implantadas en otros países, llevan a sus profesionales de la seguridad para que hagan los desarrollos correspondientes en esos países.

—Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Privada, ¿qué valoración general haría de la misma? ¿Y de su aplicación al ámbito de la seguridad en casinos?

—En la actual Ley, al igual que la anterior, es muy breve la referencia a los casinos. Esperamos que el desarrollo del Reglamento entienda el aspecto singular de unos negocios que están convencidos en cuanto a la necesidad de implementar las mejores y más efectivas medidas de seguridad y del cumplimiento de las diferentes normativas y leyes que los rigen. Sería deseable que se tomaran referencias en los casinos actualmente en funcionamiento como mínimos a cumplir.

—¿Qué perfil profesional le parece el más adecuado para un vigilante de seguridad destinado en un Casino?

—Los casinos españoles mantienen algunas diferencias entre sí, fundamentalmente marcadas por la localización geográfica que afecta evidentemente al cliente que visita el casino. En el caso concreto de Marbella, nuestro visitante es mayoritariamente extranjero por lo que lo primero que yo le pediría a este Vigilante es que se sepa manejar en uno o varios idiomas. Su formación debe ser de Bachiller y ha de tener habilidades en las relaciones con los clientes. Tanto los clientes del casino, visitantes, como también con el cliente interno, el empleado del casino al que también protege el Vigilante de Seguridad. Que sea un profesional poco individualista, acostumbrado a trabajar en equipo y por supuesto, con una buena y cuidada imagen.

● Texto: Gemma G. Juanes.
Fotos: Casino Marbella