«La seguridad de los casinos es un concepto primordial y preferencial para nuestros empresarios»

«Todos los esfuerzos realizados para garantizar la seguridad de nuestros clientes, como los protocolos que se han establecido desde la legalización del Juego en España, han permitido, y así nos lo reconocen nuestros visitantes, ser los locales más seguros para disfrutar de una agradable jornada en un ambiente tranquilo y protegido, donde velamos por nuestros clientes desde su llegada hasta que abandonan nuestras instalaciones». Son palabras de Ángel Pérez Alcarria, director de Seguridad de Casino Gran Madrid, quien a lo largo de esta entrevista adelanta en primicia la creación de la Asociación Española de Seguridad en Casinos (AESCA).

 

Ángel Pérez
Ángel Pérez

–En primer lugar, ¿podría indicarnos la historia del casino, número de trabajadores, salas de juego,…del Casino Gran Madrid de Torrelodones?

—Tras aprobarse el 25 de febrero de 1977 el Real Decreto Ley que levantaba la prohibición de juegos de suerte, envite o azar en España, y tras cumplir los requisitos exigidos, entre ellos el imprescindible para Madrid, como era que se ubicara fuera del área metropolitana, se otorga la licencia correspondiente a la empresa Casino Gran Madrid S.A. que abre sus puertas al público el 14 de octubre de 1981, constituyéndose así en el primer Casino de la Comunidad, desde la legalización del Juego en España. A lo largo de estos 33 años de andadura, Casino Gran Madrid ha llegado a tener durante varios años una plantilla estable, próxima a los 1.000 trabajadores. En la actualidad la forma unos 650 personas. Son varias las opciones que ofrece el Casino Gran Madrid para festejar una jornada de juego u ocio. Comenzamos con dos grandes salas diáfanas, denominadas Sala Americana y Sala Francesa, donde se puede disfrutar de juegos como la Ruleta Americana, el Black Jack, Punto y Banca, Póker Caribeño y Póker de Circulo, así como unas 200 máquinas de azar, a las que se han adosado tras varias ampliaciones una Zona VIP para jugadores de máquinas de azar, una Póker Room, donde se celebran grandes torneos, un edificio anexo para celebraciones y convenciones, una sala para degustar tranquilamente una consumición mientras se conversa amigablemente, además de nuestros reconocidos restaurante L’Etoile y Bufes la Cúpula y Las Vegas. Prueba de nuestras dimensiones es el aforo de 8.477 personas con el que contamos.

—¿Cómo está organizado el departamento de Seguridad del Casino Gran Casino Madrid?

—El departamento de Seguridad depende directamente de la Dirección General de la empresa y se vertebra en varias secciones: La Dirección formada por el director de Seguridad, el jefe de Seguridad y cinco subjefes. La operativa, compuesta por fisonomistas, recepcionistas y operadores TV, que engloban la «Seguridad Interior», y la «Seguridad Exterior» compuesta por Vigilantes de Seguridad. También tenemos aparcacoches y Servicio de Guardarropía. Se completa el organigrama del departamento con la incorporación hace poco del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.

—A grandes rasgos, ¿con qué medios y medidas de seguridad deben contar instalaciones tan singulares como son los casinos?

—En este tipo de instalaciones, la principal premisa es garantizar la seguridad y transparencia de todas las actividades. Para ello no se debe escatimar en medios técnicos. Es fundamental contar con un buen CCTV, con buenas cámaras, buenos grabadores digitales, identificación facial, un completo sistema contra incendios, controles de accesos y detección de intrusión, pero por encima de todos los medios técnicos, es imprescindible contar con un equipo humano de profesionales con amplia formación especializada, como contamos en este Casino, teniendo la mayoría de ellos más de 33 años de experiencia en este trabajo. La unión de medios técnicos de última generación y recursos humanos de esta categoría han permitido que seamos los centros de ocio más seguros de España.

—Casino Gran Madrid ha abierto una nueva instalación en pleno centro de la capital, ¿cómo se ha llevado a cabo la implantación de las medidas de seguridad? ¿Qué aspectos se han tenido en cuenta?

—La inauguración del Casino Gran Madrid Colon ha sido posible gracias a la reciente modificación de la Ley de Juego de la Comunidad de Madrid, autorizando la apertura de una sala que funcione como «apéndice» del Casino de Torrelodones en el mismo o diferente término municipal. Este nuevo Casino se encuentra ubicado en el edificio Colonial, situado en el numero 37-41 del Paseo de Recoletos en Madrid. Todos los elementos de seguridad están integrados en la estética del local, de manera que pasan prácticamente inadvertidos, no habiendo supuesto esta armonía un obstáculo para que esté dotado de los medios de seguridad más avanzados, con una importante inversión en tecnologías de última generación, que nos han situado a la vanguardia de los grandes casinos del mundo. Antes de decidirnos por esta ubicación, se estudiaron y visitaron más de una veintena de edificios en Madrid. Finalmente se eligió este emplazamiento por estar situado en el centro de la ciudad, rodeado de edificios emblemáticos y disponer de plazas de aparcamiento en su interior, que garantizan la privacidad y seguridad de nuestros clientes.

—¿Cuáles son los riesgos o amenazas a los que tiene que hacer frente de una forma más habitual el departamento de Seguridad del Casino Gran Madrid?

—Hay que tener en cuenta que por la actividad que se desarrolla en los Casinos y entre los miles de visitantes que se reciben todos los meses, lamentablemente hay «personajes» que es conveniente evitar. Parte de nuestro cometido reside en garantizar la transparencia del juego, verificar constantemente que nadie pueda trasgredir las normas establecidas en el Reglamento de Juego, así como prevenir que nadie utilice medios o maneras para adulterar las apuestas o llevarse las que no le pertenecen. Las bandas organizadas especialistas en fraudes en las Mesas de Juego y la posibilidad de sufrir un atraco, son factores que hemos tenido muy en cuenta a la hora de realizar el proyecto de seguridad del Casino de Colon. En cuanto a la admisión, se presta especial interés para que nadie acceda a las Salas de Juego sin su correspondiente acreditación o estén incluidos en el listado de interdicción de la Comunidad de Madrid o de la Comisión Nacional del Juego.

—¿Cree que los usuarios de los Casinos valoran las medidas de seguridad implantadas o, sin embargo, se trata de un hecho que pasa desapercibido?

—Sin ningún género de dudas. Todos los esfuerzos realizados para garantizar la seguridad de nuestros clientes, como los protocolos que se han establecido desde la legalización del Juego en España, han permitido, y así nos lo reconocen nuestros visitantes, ser los locales más seguros para disfrutar de una agradable jornada en un ambiente tranquilo y protegido, donde velamos por nuestros clientes desde su llegada hasta que abandonan nuestras instalaciones. En el exterior con un amplio dispositivo visible de Seguridad y en el interior de una manera más discreta, sin que ellos lleguen a percatarse de tal circunstancia, salvaguardando ante todo su intimidad.

—Desde un punto de vista profesional, ¿cuál cree que es actualmente el nivel de seguridad de los casinos en nuestro país? ¿Y en relación con Europa?

—El nivel profesional en los casinos españoles es altísimo. La formación que recibimos a los comienzos de nuestra andadura profesional en los años 80 y 90 de la mano de profesionales provenientes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fue muy buena, marcándonos unas pautas de trabajo en las que el saber estar, la constancia y la dedicación, junto a la formación permanente a la que estamos sometidos, hacen que el nivel de seguridad de los casinos españoles sea un referente no solo a nivel europeo, sino mundial.

—Tras la entrada en vigor de la nueva Ley de Seguridad Privada, ¿qué valoración general haría de la misma? ¿Y de su aplicación al ámbito de la seguridad en casinos?

—Es una Ley que se venía reclamando desde hace muchos años, la cual ha venido a reconocer y prestigiar a todo el personal de Seguridad Privada en general, y a los directores de Seguridad en particular, dotándoles de más atribuciones y reconociéndoles el estatus conseguido hasta ahora, así como un reconocimiento jurídico muy necesario. En cuanto a su aplicación en los Casinos, no ha cambiado grandes cosas, ya que tampoco era necesario. Los Casinos, como establecimientos obligados a disponer de determinadas medidas de seguridad, teníamos definidos una serie de requisitos que en cualquiera de nuestras instalaciones superamos con creces, ya que la seguridad de nuestras instalaciones es un concepto primordial y preferencial para nuestros empresarios.

—¿Qué perfil profesional le parece el más adecuado para un vigilante de seguridad destinado en un Casino?

—El perfil del Vigilante para un Casino, debe ante todo, contar con una buena presencia e imagen. Además, debe ser capaz de identificar y resolver problemas con el máximo tacto posible, ya que en muchos casos es la cara visible del casino ante el cliente. En sus funciones debe demostrar serenidad y discreción, en toda situación, ya sea ante un cliente como ante alguna incidencia que se produzca. Debe poseer conocimientos en Control de Accesos, sistemas de CCTV y un trato al cliente exquisito.

—Y para finalizar,se ha creado recientemente la Asociación Española de Seguridad en Casinos (AESCA) de la que usted es su presidente, ¿con qué objetivos se ha puesto en marcha?

—La Asociación nace con varios objetivos. En primer lugar, significar la singularidad del director de Seguridad en Casinos de Juego como un especialista dentro del ramo. Por supuesto, al asociarnos podemos alcanzar otros objetivos como el de obtener una visibilidad ante la administración y ante otras asociaciones del sector y que ahora de forma individual no tenemos. Compartir entre los asociados las experiencias y los conocimientos que cada uno tiene, la suma del grupo nos va a hacer mejores. Reunirnos de manera organizada y poder, a través de un órgano colegiado, dar a conocer las inquietudes del sector, trasladarlas a los organismos correspondientes y defender los criterios de los asociados.

—¿Qué proyectos y actividades tiene previsto acometer la asociación? ¿Qué aportará la asociación al ámbito de los casinos españoles?

—Como ya he dicho, la asociación aportará a los casinos la suma de los conocimientos y experiencias de todos, la defensa ante los órganos correspondientes de los criterios de mejora que desde la asociación se entiendan. A través de la asociación, establecer los contactos necesarios con otras asociaciones de seguridad en casinos de diferentes países, que persigan nuestros mismos objetivos, y establecer canales de comunicación en asuntos de interés común. Buscamos la profesionalización del cargo y el reconocimiento del mismo. Pretendemos que el director de Seguridad en casinos sea una especialización dentro del ámbito de la formación a directores de Seguridad. Intentaremos crear canales de comunicación, tanto con el Ministerio del Interior, como de Educación para que así sea reconocido y establecer alianzas con diferentes universidades que estén interesadas en cumplir con dicha formación. Por supuesto, que la asociación también podrá tener una bolsa de trabajo y los profesionales que estén en dicha bolsa, tendrán una certificación de la propia asociación. Consiguiendo así que los casinos que quieran contratar a un profesional, puedan dirigirse a la asociación en la búsqueda de candidatos. ● Texto: Gemma G. Juanes.