fbpx
InicioEntrevistas«La planificación en seguridad es fundamental en instalaciones hospitalarias», José López. Director...

«La planificación en seguridad es fundamental en instalaciones hospitalarias», José López. Director de Seguridad del HU Príncipe de Asturias

 

 

Los usuarios cada vez perciben más positivamente la labor de los profesionales de los servicios de seguridad», explica José López Fernández, director de Seguridad y Orden Interno del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid), quien además apunta a lo largo de esta entrevista que, «aunque nuestra intención es trabajar siempre con las menores molestias para los usuarios, y eso suponga pasar desapercibidos en la medida de lo posible, es cierto que cada vez se valora más la rapidez y la ayuda que prestamos cuando se produce una incidencia».

jose lopez - hospital principe asturias
José López Fernández. Director de Seguridad y Orden Interno del Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares (Madrid)

—¿Cuáles son las prioridades de seguridad para el responsable de Seguridad de una instalación como el Hospital Universitario Príncipe de Asturias?

—Nuestra prioridad es la protección permanente de bienes y personas. En la protección de los bienes materiales se incluyen los equipamientos del hospital, el contenido íntegro del edificio, y los bienes personales de pacientes y familiares. Y cuando nos referimos a la protección de las personas, incluimos la protección de la integridad física de profesionales que desempeñan su labor diaria en el hospital y de los pacientes, familiares, visitantes, etc. Y en ambos casos debemos ejercer nuestra tarea con las menores molestias para las personas, y facilitando el correcto desarrollo de la actividad asistencial.

—A grandes rasgos, ¿cómo se organiza la seguridad de una gran instalación hospitalaria, como es el Hospital Universitario Príncipe de Asturias, donde este elemento es una de sus prioridades?

—La planificación es fundamental en materia de seguridad en instalaciones hospitalarias. Es imprescindible mantener un control permanente con rotaciones del personal de seguridad, para que el control de las instalaciones y del perímetro exterior del edificio sea el adecuado. Además, organizamos estas rotaciones de manera que el personal de seguridad conozca las peculiaridades de todas las áreas y espacios del hospital, de modo que pueden prestar servicio perfectamente en cualquier zona. Unas cinco mil personas pasan diariamente por el Hospital Universitario Príncipe de Asturias entre profesionales, pacientes, familiares, empresas concesionarias, etc…, cada uno de estos grupos realiza diferentes desplazamientos por el hospital, con necesidades diferentes en materia de seguridad, con franjas horarias de trabajo o asistencia al centro muy diferentes… Nuestra tarea es coordinar esos circuitos de desplazamientos por el hospital y esas necesidades. Y la mejor manera de conseguirlo es combinando la vigilancia presencial mediante rondas periódicas en recinto interno y en perímetro exterior, vigilancia en remoto mediante cámaras, presencia continuada en zonas más frecuentadas e instalación de sistemas de alarma.

—¿Cree que los usuarios de los centros hospitalarios valoran las medidas de seguridad implantadas o, sin embargo, se trata de un hecho que pasa desapercibido?

—Los usuarios cada vez perciben más positivamente la labor de los profesionales de los servicios de seguridad. Aunque nuestra intención es trabajar siempre con las menores molestias para los usuarios, y eso suponga pasar desapercibidos en la medida de lo posible, es cierto que cada vez se valora más la rapidez y la ayuda que prestamos cuando se produce una incidencia. En ese momento puntual es cuando el usuario comprende y valora la presencia del personal del servicio de seguridad.

—¿Ha llevado a cabo en los últimos años una mejora o ampliación de los medios y servicios de seguridad con que cuenta el Hospital Universitario Príncipe de Asturias?

—Nuestro objetivo es realizar acciones específicas en materia de seguridad en todas las áreas asistenciales y de gestión de nueva apertura. De modo que antes de la puesta en funcionamiento de nuevos espacios, valoramos las necesidades específicas que tienen en materia de seguridad, e intentamos realizar ese diagnóstico de situación con los profesionales que trabajan en esas áreas. Por ejemplo, en las áreas donde hay dotación tecnológica avanzada instalamos sistemas de control de accesos limitados bien al personal destinado a esas zonas, bien con control de limitación según franjas horarias… Las restricciones en los controles deben establecerse siempre para facilitar la actividad asistencial y el trabajo de los profesionales que prestan asistencia sanitaria a los pacientes.

—Desde un punto de vista profesional, ¿cuál cree que es actualmente el nivel de seguridad de las instituciones hospitalarias en nuestro país en relación con Europa?

—En otros países de la Unión Europea se percibe una mayor presencia del personal de seguridad en los perímetros exteriores de los edificios, y la presencia física de los profesionales de nuestro sector es menor dentro del propio edificio. En España valoramos más la presencia física dentro del personal de seguridad, quizás nos transmite una percepción de seguridad más personal, más cercana.

—Recientemente se ha aprobado la nueva Ley de Seguridad Privada, ¿podría hacernos una valoración profesional de la nueva normativa? ¿Y de su aplicación al campo de los centros sanitarios?

—La Ley 5 / 2014, de 4 de abril, ha fijado los requisitos para la organización de las funciones de los profesionales del sector, engloba muchas realidades y marca objetivos a largo plazo. Incluye una novedad muy interesante: la protección jurídica en casos de agresiones que aporta a los profesionales de nuestro sector, porque es análoga a la de los agentes de la autoridad. Además, profundiza en la Seguridad Privada como colaboradora y complementaria, pero siempre con el control de la Seguridad Pública. Otros aspectos de interés que regula la nueva ley son la coordinación entre la administración estatal y las comunidades autónomas (y con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado), la formación de los profesionales y los requisitos que deben cumplir las empresas concesionarias, que presten servicio en instalaciones públicas y las medidas para intentar evitar casos de intrusismo profesional.

● Texto: Gemma G. Juanes. Fotos: Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares)

 

 

artículos relacionados

C. Hernández-Echevarría: «Siempre estamos hablando de bulo si es...

¿Qué es un bulo? ¿Qué es verificar y cuál es el proceso? ¿Cómo está cambiando la legislación al respecto? Son algunas de las preguntas que responde Carlos Hernández-Echevarría a Cuadernos de Seguridad en esta entrevista sobre la fundación Maldita.

P. Velázquez: «Las ciudades exigen mucho más a la...

¿Qué retos enfrenta la GUB? ¿Cómo se gestiona la seguridad de las viviendas en Barcelona? ¿Qué estrategias de seguridad existen para garantizar la tranquilidad de los habitantes? Son algunas de las cuestiones que se abordan en esta entrevista con el jefe de la GUB, Pedro Velázquez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí