Un café con…. Juan Muñoz, presidente de ASIS España: «Siempre defiendo lo que creo»

Con la primavera recién estrenada y la nueva Ley de Seguridad Privada ya en la calle, no hay excusa posible para no mantener esta conversación. Y más tratándose de Juan Muñoz, actual presidente de ASIS-España, quien elige, y con absoluto acierto, el lugar donde se desarrollará nuestro «Un café con…»: un distinguido cafetín, en una de las zonas más exclusivas de la capital, que esconde un pequeño y coqueto jardín. El tiempo pasado… y su vida en el sector de la seguridad centrarán esta charla.

JUAN MUÑOZ

Con 35 años de trayectoria en la seguridad privada y corporativa –término que le gusta utilizar–, aunque su carrera profesional comenzó en las Fuerzas Armadas, Muñoz sería la representación perfecta del dicho «La antigüedad es un grado». «Soy uno de los más antiguos», explica haciendo un cariñoso guiño, y «lo soy por vocación», recalca. Esa vocación, acompañada de un permanente espíritu de superación –es MBA por el IE y cuenta en su curriculum con las prestigiosas certificaciones CPP y CSyP– le llevaron a asumir la dirección de Seguridad de la 32 Copa América –antes formó parte del equipo de seguridad de los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992–, donde implantó un «modelo de seguridad estándar», que marcó un antes y después en la relación seguridad pública y privada, o a embarcarse en su faceta como proveedor de servicios, o consultor, la que «más satisfacción profesional me ha dado». Además en los 90s fue el primer  director de Seguridad y gerente de riesgos español con responsabilidades internacionales en una multinacional extranjera.

Hombre de mentalidad abierta, se muestra rotundo y claro en sus afirmaciones. «Siempre digo lo que pienso y en lo que creo», matiza. Por eso, no se «muerde la lengua» –sabedor de que puede generar críticas en el sector, a las que ya está acostumbrado– al explicar que «quizás sea un sueño, pero hubiera preferido renunciar a una normativa con más de 20 años de andadura y de la que presume España, y tener una nueva Ley de Seguridad Privada,que hubiera partido de cero, sin servidumbres ni vinculaciones con nadie».

Por un momento, mira atrás y aún puede «oler» su propia infancia. Sus días de colegio –el mismo al que fue su padre y han ido sus hijos–, aquellos ratos de juego con sus siete hermanos… y las horas de paseo por el campo. Amante de los animales, confiesa su pasión, y a la vez escaso tiempo, por el deporte, y la afición por la lectura –libros de historia y especialmente de historia militar, suspense, economía y empresa.

Cómodo en la conversación, mientras toma un contundente desayuno compuesto por tortilla de patatas y un refresco, sus respuestas se adelantan a las preguntas. Elegante y exquisito en el trato se muestra satisfecho de haber dedicado a sus hijos «todo el tiempo libre que he tenido», por eso no es de extrañar que le cueste imaginar una vida «sin los míos». Busca la felicidad cada día en las pequeñas cosas, y siente absoluta preocupación por la llegada de la vejez «ante la pérdida de capacidades para poder valerse por uno mismo».

Ahora mira al futuro esperanzador donde emprender nuevas «aventuras» personales y profesionales. Días después de celebrarse esta conversación, Juan Muñoz es nombrado Chief Security Officer (CSO) de la compañía Ence, Energía & Celulosa. Comienza una nueva etapa