Scan Coin presenta sus soluciones específicas para el sector retail y banca

 

Sector retail:

Front-Office sin efectivo

En estos días de crisis en los que se han incrementado sustancialmente los atracos en comercios  es  necesario  garantizar  la seguridad  de las personas y el efectivo en tienda, por eso SCAN COIN presenta:

CashComplete®

Una solución que configura

Scan coin

un entorno seguro, sin efectivo visible por los clientes, el efectivo queda depositado siempre en una zona de seguridad,  donde el empleado no tiene acceso. Monedas y billetes son reciclados por las siguientes operaciones de caja. Un maletín securizado transporte los billetes a la zona de recogida. El efectivo esta monitorizado en todo momento.

Back-Office automatizado y seguro

Hoy día en el que todos los comercios han tenido que recurrir a depositar el efectivo en cajas de seguridad y dejar la llave en manos de las compañías de transportes de valores para evitar atracos y daños a sus empleados. Esto provoca la pérdida de trazabilidad del efectivo, y la posibilidad de reutilización para cambio, SCAN COIN presenta:

Una solución escalable en función del volumen de negocio del comercio, bajo las normativas más estrictas de seguridad. El efectivo siempre depositado en caja fuerte, todos los movimientos son identificados, verificados, registrados y monitorizados on-line, con la posibilidad de reciclar para cubrir sus necesidades de cambio. La compañía de transportes de fondos dispone de acceso mediante la segunda llave, el efectivo es retirado en una bolsa que se auto precinta, sin que nadie pueda acceder a ella.

Sector bancario:                                  

En estos momentos en los que la red de oficinas se ha reducido y en consecuencia hay una mayor concentración de clientes por oficina, en puertas de la entrada en vigor de la nueva normativa de framework de moneda, se hace imprescindible reducir el trabajo que genera la gestión del efectivo en oficina, para ello SCAN COIN presenta:

La oficina sin efectivo

Una solución basada en un conjunto de máquinas para el auto-servicio que automatizan todas las necesidades de una oficina, ingreso de efectivo (moneda y billete), dispensación de cartuchos de moneda y billetes para cambio, con la posibilidad de reciclar monedas y billetes cumpliendo con ambas normativas del BCE. Todo ello complementado con máquinas para pago de impuestos y recibos. Esta solución permite optimizar el efectivo de oficina y liberar al personal de tediosas tareas que no aportan retorno a la entidad bancaria. Este nuevo modelo de oficina sin efectivo aporta un nuevo estándar de seguridad para el entorno de trabajo de los empleados de la banca que no están en contacto con el efectivo.