CCTV Center comercializa las nuevas cámaras térmicas Flir FC S

Las cámaras térmicas se están abriendo cada vez más un camino propio en las instalaciones de seguridad sobre todo para sistemas de protección perimetral, vigilancia de grandes áreas y soluciones de análisis de vídeo. Ninguna otra tecnología permite detectar intrusos a larga distancia de forma tan efectiva y discreta, en total oscuridad y en prácticamente cualquier condición meteorológica incluso con lluvia, nieve, niebla o humo donde las cámaras convencionales o el ojo humano no consiguen ver nada.

CCTV

Aún así, muchos profesionales de la seguridad todavía tenían dudas para adoptar este tipo de tecnología sobre todo debido al precio de los sensores. Ahora, con las nuevas cámaras térmicas FLIR FC S distribuidas en España por CCTV CENTER el precio ya no es un problema porque resultan extraordinariamente económicas. Las cámaras FC de FLIR bajan su precio pero mantienen la calidad e incluso mejoran prestaciones respecto a otros modelos similares de FLIR como la serie SR (analógica) y la serie F (analógica e IP).

Entre las principales mejoras de las cámaras térmicas FC S destaca la posibilidad de utilizar indistintamente su salida analógica e IP lo que las hace compatibles con cualquier tipo de instalación. También presentan un interfaz de control por web totalmente renovado que permite monitorizar y configurar la cámara remotamente. Las cámaras FC S disponen de múltiples accesorios para instalación flexible así como dos opciones de salida de cable por detrás de la cámara o inferior con pasacables interno a través del soporte a pared.

Las FC S son cámaras robustas preparadas para funcionar en las condiciones más exigentes con rangos de temperatura de -50ºC a +70ºC y protección IP66.

La serie FC S de FLIR está disponible en una amplia gama de modelos de resolución estándar y alta resolución, con distintas opciones de óptica para conseguir el ángulo de apertura y la distancia de alcance requerida para cada aplicación.