Pedro Tomás Boticario. Director de Seguridad. RCD Espanyol

«Responsabilidad, organización, formación y cumplimiento de la Ley, son los elementos básicos en la seguridad integral en un partido de fútbol», así lo asegura Pedro Tomás Boticario, director de Seguridad del RCD Espanyol, en una entrevista en la que desglosa, entre otros aspectos, los elementos fundamentales a la hora de plantear una seguridad integral en una instalación deportiva, así como cómo se lleva a cabo la gestión de la seguridad de este tipo de recintos.

 

Pedro Tomás

¿Cuál es la estructura e infraestructura actual del área de Seguridad deL RCD Espanyol?
—Desde el año 2006, el departamento de Seguridad fue creado de manera homologada por el Departament d’Interior de la Generalitat de Catalunya. Desde ese momento, yo como director de Seguridad inicio las gestiones para organizar un departamento de Seguridad, y así poder englobar y marcar los objetivos de un departamento de nueva actuación. Además de todas las situaciones habituales, el objetivo es programar un departamento que recoja las necesidades del funcionamiento de una entidad deportiva, así como las propias necesidades de una empresa que tiene edificios, personal y demás necesidades.
La infraestructura del departamento consta de un director de Seguridad, una administrativa y una técnico en Riesgos Laborales.

—¿Cuáles son sus funciones específicas?
—Las funciones específicas del director de Seguridad del RCD Espanyol son las propias de un responsable de Seguridad, que ha de combinar las propias de la seguridad en instalaciones, así como gestionar la organización de partidos de fútbol de máximo nivel.
Realizamos el análisis de las situaciones de riesgo que pueden afectar a la vida y a la seguridad de las personas y el patrimonio (bienes e información), pertenecientes al RCD Espanyol, y también la seguridad personal de los asistentes-espectadores y participantes de los eventos deportivos y demás actividades, deportivas y/o sociales organizadas, y también en las que participe el RCD Espanyol.
También es función del director de Seguridad la planificación, organización y control de las actuaciones precisas para la implantación y realización de los servicios de prevención y protección de seguridad conducentes a prevenir, proteger y reducir la manifestación de riesgo con los medios y las medidas precisas.
La organización e inspección de los servicios de seguridad y del personal componente de los mismos, así como las relaciones con los terceros, empresas o personas físicas contratados o subcontratados por el RCD Espanyol en materia de Seguridad.
Diseñar, elaborar y también proponer al mando ejecutivo del Club, los proyectos y la planificación de la seguridad, en términos generales y particulares para los eventos ( sobre todo partidos de fútbol),   así como su implementación efectiva y correcta.
El departamento de Seguridad realiza las funciones de supervisión de los sistemas de seguridad, así como la implementación efectiva y correcta para su funcionamiento.
Acogemos la máxima responsabilidad en la elaboración, desarrollo e implementación del Plan de Autoprotección, en el que se incluyen entre otros, el Plan de Emergencias, el de contra incendios, los análisis de riesgos, la evacuación, etc., abarcando todos los medios técnicos y medidas organizativas tendentes a la reducción y eliminación de todo tipo de riesgos para la seguridad de las personas y patrimonio del RCD Espanyol.
Actuar como interlocutor de la empresa ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Comunidad Autónoma, los organismos de Protección Civil, y todas las autoridades con competencias en materia de Seguridad con las que se relaciona el RCD Espanyoñ en el ejercicio de sus actividades.
Periódicamente se realizan las auditorías de seguridad y la elaboración de los presupuestos del departamento, así como el control de los mismos y la supervisión de su cumplimiento.

—De manera general, ¿podría indicarnos cuáles son los sistemas y servicios de seguridad con que cuenta el Estadio Cornellá-El Prat?
—En la actualidad del RCD Espanyol cuenta con un sistema propio de Seguridad que engloba todas las instalaciones que posee el RCD Espanyol, tanto en el Nou Estadi Cornellà-Prat como en la Ciutat Esportiva Dani Jarque, ubicada en Sant Adrià. Todos están centralizados en el Estadio, y desde el centro de control se organiza y maneja el circuito cerrado de televisión, con cámaras tanto en el Estadio como en la Ciutat Esportiva,  control de accesos, sistemas  de alarma y anti-intrusión. También se ha instalado un sistema de videovigilancia en tiempo real para el desarrollo de la vigilancia de las instalaciones desde una CRA, a través de un sistema de captación de imagen por CCTV.
Todo este Plan de Seguridad se instaló hace tres años y ha permitido, hasta el momento, un buen resultado en cuanto a la gestión de los problemas habituales de cualquier instalación de estas dimensiones, es decir, que el impacto de cualquier actuación sea el mínimo, tanto en el Estadio Cornellà-Prat como en la Ciutat Esportiva.
Aparte de estos sistemas, la instalación cuenta con un desarrollo en cuanto a sistemas de Seguridad instalados y gestionados por la LFP ( Liga de Fútbol Profesional). Todos estos sistemas vienen condicionados y marcados por el desarrollo de la Ley del Deporte, en sus diferentes modificaciones, y permiten, gracias a un sistema de control de accesos, un Circuito Cerrado de Televisión, el desarrollo de una potente UCO (Unidad de Control Operativo) y el desarrollo de la megafonía de emergencia, el control absoluto en el desarrollo de los partidos de fútbol que se celebran en Cornellà-Prat.

—¿Cuáles son los principales riesgos y problemas con los que se encuentra un responsable de de Seguridad de un recinto de las características del estadio del RCD Espanyol?
—Como instalación empresarial, el Estadio del RCD Espanyol tiene dos puntos de actuación en cuanto a la gestión de la seguridad, el primer punto es la gestión de la seguridad propia en la instalación, es decir, el día a día de la actividad empresarial del Club, con los problemas habituales de una instalación de las dimensiones del Estadio. Este ha sido el propósito de este departamento, con las limitaciones propias de un Club con problemas económicos, pero que no ha escatimado en implantar los sistemas necesarios para dotar de seguridad a las instalaciones. El riesgo existe, y como ello es presente, tenemos muy presente que estos sistemas y una buena planificación deben minimizar estos riesgos, que son los propios de instalaciones deportivas, como son el vandalismo en las instalaciones o las posibles intrusiones.
Existe un riesgo muy palpable como es la correcta organización del evento principal de este departamento, los partidos de fútbol. Ser consciente de la gran responsabilidad en una buena planificación de los eventos, y el deber y la asunción de cumplir estrictamente con la Ley del Deporte y sus mandatos.

—¿Cree que los usuarios de los recintos deportivos valoran las medidas de seguridad implantadas en los mismos o, por el contrario, se trata de un hecho que pasa desapercibido?
—Es importante que los asistentes a los partidos se sientan seguros y la mejor noticia es pasar desapercibidos. Después de cuatro años de presencia en el nuevo Estadio, los usuarios han valorado la organización de los partidos como muy satisfactoria.
Organizar un evento como un partido, requiere una visión global y en el RCD Espanyol así se ha valorado. El modelo de gestión es global, es decir, el departamento de Seguridad tiene la máxima responsabilidad en la organización de los partidos y todo lo que en ellos acontece. La gestión de los partidos conduce a que los asistentes, accedan, permanezcan y salgan con las mayores garantías en seguridad y, también, en comodidad. Esta combinación marca los parámetros de organización. Esta gestión se conduce desde el análisis del evento, la planificación del mismo y un aspecto importantísimo en la formación del personal de seguridad, auxiliar y sanitario que forma parte del operativo de  los partidos.
Los usuarios deben volver a sus domicilios sólo preocupados por aspectos deportivos, lo demás debe pasar desapercibido. Es la mejor prueba que la responsabilidad en la organización de un evento ha sido superada con éxito.

—¿Qué peculiaridades y problemáticas se dan, en cuanto a seguridad se refiere, en aquellos acontecimientos deportivos en los que se cuenta con una mayor afluencia de público?
—Los problemas que encontramos son los habituales de la gestión de un evento deportivo en que la asistencia es muy numerosa. Las peculiaridades son las propias de esta concentración, añadiendo un elemento pasional. A partir de aquí, la gestión de la seguridad debe ser consciente de la gran responsabilidad que ello conlleva. Organizar la seguridad de un partido debe recoger todos estos condicionantes y ser consciente del estricto cumplimiento de los mandatos de la ley, tanto a nivel de la Ley del Deporte, como también la elaboración y cumplimiento de un estricto Plan de Autoprotección.
La reunión de una masa tan importante de gente, en un espacio determinado (un estadio ) y en tan poco espacio de tiempo (tres horas ) conlleva unas problemáticas que son típicas, pero no por ello menos importantes. El flujo de personas, la permanencia en los estadios y las evacuaciones, son las pautas de organización de un partido. Estas peculiaridades traen como consecuencia la elaboración de un operativo de seguridad que cuenta con la presencia del personal de seguridad privada, el personal auxiliar y también personal sanitario. La combinación y organización de estos elementos, así como la colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, permiten salvar y controlar, cualquier situación que se produzca en un partido.

—¿Cuáles considera que son los elementos fundamentales a la hora de plantear una seguridad integral en una instalación deportiva como es el campo del RCD Espanyol?
—Volvemos a destacar dos niveles de actuación, el nivel estructural, es decir, la organización de la seguridad en un edificio tan peculiar como un estadio de fútbol, que ya lo hemos desarrollado anteriormente y los elementos de desarrollo de un operativo en un partido. En este segundo aspecto, la seguridad corre a cargo de la combinación de diferentes elementos, que todos unidos conllevan a la gestión integral de la seguridad.
El cumplimiento de un operativo de seguridad, en cuanto al personal participante y a la definición de las funciones de cada uno de ellos. Es muy importante la implantación de un sistema de funciones, que viene originado por el análisis de las necesidades del evento. Cada Estadio tiene sus particularidades, pero es claro que hay un elemento común en el desarrollo de la gestión de los partidos: el estricto cumplimiento de la Ley del Deporte.
La formación del personal participante en la organización del evento, así como la claridad en las responsabilidades internas en la organización del evento, es decir, que todo el Club tenga claro, que es el departamento de Seguridad, y en consecuencia el director de Seguridad (ya que así lo marca la Ley del Deporte), el responsable máximo de la gestión de la seguridad y la organización del partido. A partir de aquí, todos los elementos participantes tendrán definidas sus funciones dentro del evento (vigilantes, auxiliares, etc.) para así conseguir una actuación integral en cuanto a la seguridad.
Responsabilidad, organización, formación y cumplimiento de la Ley, estos son los elementos básicos en la seguridad integral en un partido de fútbol.

—¿Existe algún tipo de reunión de cara a establecer mecanismos de coordinación y colaboración con las FF y CC de Seguridad, Servicios de Emergencias….?
—La Ley del Deporte obliga a los clubes a transmitir toda la información necesaria al coordinador de Seguridad del RCD Espanyol, que en nuestro caso es un Inspector del Cos de Mossos d’Esquadra. A través de la realización de la reunión previa, convocada oficialmente por el coordinador, se transmite toda la información y se coordina la gestión integral en cuanto a la seguridad del evento y también a la propia gestión de todos los elementos que participan en él, como son las policías locales, los responsables sanitarios, así como el personal de emergencia. La ley es muy clara en este aspecto, las reuniones previas son obligatorias y deben servir para transmitir toda la información necesaria, y también para coordinar la organización del partido en todos los niveles: seguridad, emergencias y ejecución de los planes de movilidad

—¿Reciben algún tipo de formación, en cuanto a seguridad y prevención, los trabajadores del Estadio Cornellá-El Prat?
—El nivel de formación de los trabajadores que participan del operativo de seguridad se ha organizado por el RCD Espanyol, en colaboración con las empresas proveedoras y el Cos de Mossos d’Esquadra.
Desde hace tres temporadas, el Club ha planificado la formación del personal de seguridad, llevando a cabo una formación reglada con explicaciones y formación de temas específicos en cuanto a la organización de un evento deportivo, es decir, una formación completa en cuanto a:
-Ley del Deporte.
-Plan de Autoprotección.
-Situaciones de Crisis.
-Formación de protocolos internos del Club.
Toda esta formación se imparte por personal del departamento de Seguridad y llega a todos los trabajadores que forman parte del operativo. Se pretende con ello, formar e informar y, no dejar cualquier actuación a la decisión del profesional. Es importante que todas las actuaciones estén coordinadas y, que cada profesional sepa en todo momento qué debe y qué no debe hacer. Todo esto se consigue con una planificación del operativo, una formación del personal y un análisis de las actuaciones que se realizan en casos necesarios.
Somos conscientes que el personal de Seguridad Privada combina su trabajo o funciones habituales, con el trabajo en los estadios, por lo que creemos de vital importancia, una formación específica en cuanto a las actuaciones en el marco de un evento deportivo, y que sean conscientes cuáles son sus responsabilidades y obligación en el desempeño de su trabajo. Esto sólo se consigue con formación específica para ello.

—¿Cuáles considera que son las claves para una seguridad satisfactoria en instalaciones deportivas como la del RCD Espanyol?
—La pauta principal es ser consciente de la responsabilidad que supone la seguridad en un evento deportivo. La transición entre seguridad y organización implica que las claves de un buen operativo combinen aspectos como responsabilidad, dominio de la Ley e implantación de sistemas técnicos y personales, que bien gestionados conduzcan a un buen resultado.
Las instalaciones como los campos de fútbol están dotadas de buenos sistemas técnicos de control de la seguridad. Su gestión es realizada por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Todos los otros aspectos y las responsabilidades del organizador están encaminadas a un efectivo control en cuanto a la seguridad, tanto de los asistentes como de las instalaciones.?

Fotos: María-Jesús Sánchez (Tosan 03)