fbpx
InicioEntrevistas«APROGC es una asociación abierta a todos los guardias civiles, sin distinción...

«APROGC es una asociación abierta a todos los guardias civiles, sin distinción de escalas ni empleos»

«APROGC nació con la idea de constituir una plataforma para la mejora de las condiciones económicas, sociales y profesionales de los guardias civiles, armonizando la necesaria evolución y modernización de la Guardia Civil con los principios que son propios de la Institución y que consideramos plenamente vigentes, como son su naturaleza militar, recientemente reconocida por el Tribunal Supremo, los valores tradicionales y los principios morales que la caracterizan: el honor, el espíritu de sacrificio, la vocación de servicio, la lealtad, el compañerismo, el respeto mutuo entre sus miembros, la disciplina», así lo asegura Fernando Ramírez Trejo, presidente de la Asociación Pro Guardia Civil, en una entrevista en la que explica objetivos, proyectos y planes de la asociación.

DSCN5464
Fernando Ramírez Trejo.Presidente de la Asociación Pro Guardia Civil. APROGC

¿Cuál es el origen de APROGC? ¿Cuáles son las bases y pilares sobre las que se constituyó su creación?
—APROGC es una Asociación Profesional de Guardias Civiles que vio la luz en diciembre de 2010. Nace en el marco de la Ley Orgánica (LO 11/2007, de 22 de octubre) que regula los derechos y deberes de los guardias civiles.

Nació con la idea de constituir una plataforma para la mejora de las condiciones económicas, sociales y profesionales de los guardias civiles, armonizando la necesaria evolución y modernización de la Guardia Civil con los principios que son propios de la Institución y que consideramos plenamente vigentes, como son su naturaleza militar, recientemente reconocida por el Tribunal Supremo, los valores tradicionales y los principios morales que la caracterizan: el honor, el espíritu de sacrificio, la vocación de servicio, la lealtad, el compañerismo, el respeto mutuo entre sus miembros, la disciplina.
Es una Asociación abierta a todos los guardias civiles, sin distinción de escalas ni empleos. En APROGC tenemos asociados de todos los empleos existentes en la Guardia Civil, desde General hasta Guardia.
Es independiente de cualquier otra Asociación, Sindicato Policial o de clase, partido político, Institución u Organismo, tal y como nosotros entendemos que debe ser la propia Guardia Civil y la actuación de sus miembros.

—¿Qué objetivos, proyectos y planes tiene previsto llevar a cabo la Asociación durante este 2012?
—Dado que aún es una Asociación joven, nuestro principal objetivo es darnos a conocer a todos los guardias civiles. Afortunadamente ya contamos con muchos compañeros que están haciendo una labor enorme para que lo que esta Asociación defiende y el modo en que lo hace, sea conocido y se haga oír, pues estamos seguros que es del agrado de muchos guardias civiles.
El proyecto más inmediato en el que estamos embarcados es la organización de lo que será la I Jornada Profesional de APROGC, que tratará sobre «La Guardia Civil y la Protección de las Empresas frente a las Ciberamenazas», un tema de evidente actualidad y cada día más.
Por supuesto tenemos otros proyectos, el más importantes es la presentación de candidaturas para las próximas elecciones al Consejo de la Guardia Civil que serán en 2013.

—¿Qué papel juega la asociación que usted representa en el ámbito del sector de la Seguridad Privada?
—La Ley Orgánica de derechos y deberes de los guardias civiles establece que las asociaciones profesionales tienen como fin principal la satisfacción de los intereses sociales, económicos y profesionales de sus asociados y la realización de actividades para mejorar el ejercicio de su profesión. En ese sentido, poco puede hacer en relación a la Seguridad Privada, salvo extender a los trabajadores del sector la participación en las actividades que esta Asociación organice para los fines indicados.

—¿Cómo cree que debe ser el modelo de relación entre las empresas de Seguridad Privada y la Seguridad Pública?
—Al fin y al cabo, tanto el trabajo de los guardias civiles como el de los profesionales de estas empresas, tiene como unos de sus fines primordiales la seguridad. Por lo tanto, el modelo debe estar basado en la total colaboración, si bien, como es lógico, la Ley debe reservar a cada uno el papel que corresponde y que creemos que como está, está perfectamente delimitado.

—¿Cuáles considera que deberían ser las bases de una adecuada coordinación y colaboración entre sector público y sector privado?
—Toda colaboración debe estar basada en la confianza mutua y en la comunicación, y en este ámbito no es una excepción. Desde luego estamos convencidos que donde coinciden guardias civiles y miembros de seguridad privada la colaboración es estrecha y satisfactoria en ambos sentidos: apoyo inmediato de los guardias civiles cuando son requerido por una incidencia y colaboración total por parte de los profesionales de la seguridad privada con la labor que desarrolla la guardia civil en sus múltiples facetas.

—En los últimos años ¿cómo cree que han cambiado las necesidades y demandas de seguridad de la sociedad?
—Vivimos en una sociedad exigente que requiere amplios espacios de libertad y que esa libertad la pueda ejercer con seguridad. La seguridad es un derecho fundamental de la persona reconocido en la Constitución. Seguridad entendida en el más amplio sentido de la palabra: física, moral, en las comunicaciones, en los desplazamientos, etc.
El avance de la tecnología que ha desarrollado de forma extraordinaria las posibilidades de comunicación y relación entre las personas, requiere que los responsables de garantizar la seguridad estén técnicamente capacitados y se mantengan constantemente actualizados, pues la sociedad exige la máxima seguridad en este aspecto.
En el ámbito empresarial no olvidemos que la agresión a las comunicaciones, las transacciones económicas entre empresas, etc., a través de la red, que son básicas y fundamentales en su gestión y funcionamiento, pero que son muy vulnerables, hacen que las empresas pierdan competitividad y confianza ante sus clientes, por lo que es vital su protección.
Y qué decir cuando la agresión se produce a menores.

artículos relacionados