Samsung saborea las mieles del éxito en M&M World

M&M’s World® London, propiedad de Mars Retail Group, puede hacer gala de ser la confitería más grande del mundo. Ocupa una superficie de unos 3.200 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas en las que los clientes tienen la oportunidad de comprar chocolates y material promocional de la marca M&M’s® como por ejemplo, peluches, artículos de menaje de cocina, prendas de vestir, ropa de cama, joyas y cristalería.

La tienda M&M’s World London, ubicada en la plaza Leicester, es la primera que se ha abierto en Europa y cuenta con una pared gigante de chocolate donde los clientes pueden crear su propia selección de M&M’s con más de 100 productos entre los que elegir.
Daniel Clare, especialista en Prevención de Pérdidas para M&M’s World London, es el responsable de gestionar el equipo de seguridad; un equipo cuyo objetivo principal es identificar a ladrones y a cualquier otra persona susceptible de provocar problemas en las instalaciones de la plaza Leicester. Su cargo, no obstante, no cubre exhaustivamente todas las responsabilidades de su puesto laboral, pues también es el responsable de la política de seguridad e higiene en el trabajo de la empresa y desempeña, además, funciones de director de Servicios Generales.
«Es una tienda llena de color y vida en la que los clientes disfrutan dando una vuelta», afirma Daniel Clare. «Por esto, uno de los objetivos clave para nosotros es tener en funcionamiento un sistema de seguridad eficaz que sea capaz de evitar hurtos y que, al mismo tiempo, cree un entorno seguro tanto para los clientes como para el personal de la tienda. Todo ello, sin que interfiera negativamente en ese aire de diversión que se respira en ella».
La tienda cuenta con un equipo de profesionales de la seguridad con una sólida formación que vigilan discretamente la tienda y acogen a los visitantes. Ya en una fase muy temprana del proceso de diseño de la distribución de la tienda, se decidió que se invertiría en la tecnología de videovigilancia más reciente para completar y apoyar las actividades del personal de seguridad. «Queríamos un sistema de cámaras que pudiera capturar y grabar en vídeo cualquier actividad delictiva para entregársela a la policía. La experiencia con la que ya contábamos al haber abierto las otras tres tiendas de los EE.UU. nos enseñó que disponer de un sistema de videovigilancia con unas especificaciones y una instalación adecuadas puede resultar una herramienta muy potente de apoyo al personal de seguridad, al contribuir a la toma de decisiones rápidas y eficaces siempre que se produzca un incidente», afirma Daniel Clare.
El contrato para el diseño y la instalación de un sistema de videovigilancia se concedió a Technica Systems Ltd, con sede en Wembley y con acreditación NSI Gold, que desde sus inicios en 1984 se ha labrado una reputación encomiable al instalar con éxito sofisticadas soluciones de seguridad electrónica para una amplia lista de prestigiosos clientes.
Technica Systems instaló 10 cámaras domo de gran velocidad de Samsung, totalmente funcionales, cuyas imágenes, junto con las imágenes capturadas por un amplio número de cámaras fijas, se graban en uno de los siete DVR del modelo SRD-1670D. Todos los videograbadores digitales están conectados entre sí y se controlan mediante un teclado SPC-6000 de Samsung, que permite visualizar las imágenes grabadas o en directo en uno de los siete monitores LCD de alta definición de la serie SMT de Samsung.
«M&M’s World London hizo hincapié en la necesidad de ofrecer a su personal de seguridad la mejor herramienta posible de protección, y por ello se seleccionaron cámaras con la más reciente tecnología», afirma Harvey Jacobs, director de Instalación de Technica Systems. «Puesto que en otras instalaciones ya habíamos obtenido resultados de éxito con las cámaras de Samsung, las recomendamos sin reservas para este proyecto en concreto y es un honor poder decir que nuestra decisión se ha visto respaldada por el hecho de que el cliente está encantadísimo con el rendimiento de las cámaras domo y el resto de equipos».
Ocho de las cámaras domo que se han instalado son del modelo SPD-2700s de Samsung, con un zoom de 27 aumentos, que ofrece al personal de seguridad de M&M’s World la capacidad de observar de cerca toda actividad sospechosa. Las otras dos cámaras domo son del modelo SCP-2250 de Samsung, una cámara día/noche que incorpora filtro de corte de infrarrojos, zoom de 25 aumentos y Análisis de Vídeo Inteligente (IVA).
Los siete DVR del modelo SRD-1670D están equipados con siete terabytes de almacenamiento masivo y, en su conjunto, pueden grabar y almacenar imágenes de alta resolución y a frecuencia de cuadro completa desde todas las cámaras y durante treinta días.
Las cámaras están controladas ininterrumpidamente desde una sala de control en el interior de la tienda. La capacidad de trabajar en red del modelo SRD-1670D permite que la alta dirección de M&M’s World observe, desde los EE.UU., imágenes en directo o recuperadas de las grabaciones de vídeo de cualquier cámara. «Esta característica es sensacional y contribuye enormemente al retorno de la inversión en el sistema», afirma Daniel Clare. «Significa que, además de ayudarnos con los requisitos de seguridad, nuestros comerciales, por ejemplo, pueden obtener información valiosa acerca de los comportamientos de compra de los clientes mientras trabajan desde sus oficinas en los EE.UU.»
Daniel Clare y sus compañeros de trabajo se han convertido rápidamente en defensores de un sistema de vigilancia que ya ha prevenido un gran número de posibles hurtos. «Lamentablemente, esta zona de Londres, aparte de ser frecuentada por hurtadores oportunistas, sufre también la actividad de un amplio número de carteristas», afirma Daniel Clare. «El sistema de videovigilancia nos ha resultado extremadamente útil para identificar a esos carteristas y, además, hemos podido entregar las pruebas correspondientes a la policía, contribuyendo así a arrestos y juicios con éxito».